Podemos se deja 1,6 millones en ahorros en 2021

Sanearon cuentas en 2020, pero ahora solo atesoran 438.488,83 euros y pierden 639.665 en ingresos públicos

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, interviene en la presentación de la segunda edición de 'Ruta al exilio', en el Círculo de Bellas Artes
La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, interviene en la presentación de la segunda edición de 'Ruta al exilio', en el Círculo de Bellas Artes FOTO: Carlos Luján Europa Press

Los gastos comienzan a superar a Podemos, unido a la merma de ingresos públicos a consecuencia de los batacazos en las urnas, a pesar de que los ingresos privados empiezan a crecer gracias al nuevo modelo de aportación diseñado hace un año.

La formación terminó 2020 saneando sus cuentas respecto a 2019, cuando registraron un déficit de 2,6 millones de euros, el mayor en el histórico de sus cuentas. Así, en el balance del primer año de la pandemia, el partido logró 2,1 millones de ahorro.

Ahora, según el balance de cuentas hecho público en agosto, los datos demuestran que los de Ione Belarra solo logran un ahorro de 438.488,83 euros en 2021. Una cifra similar a la que obtuvo el partido cuando publicó sus cuentas por primera vez en 2014, donde lograron guardar 363.982 euros. Desde entonces el partido ha ido sufriendo económicamente.

El año de bonanza económica fue en 2016, donde obtuvieron su mejor dato al acumular 11,5 millones. Es 2017 el segundo mejor año registrado, con 5,2 millones de ahorro. Ahora, en un solo año, el partido se ha dejado 1,6 millones por el descontrol de gastos, que suben, mientras que los ingresos electorales decaen, debido a la perdida de apoyo en los comicios.

Parte de este descenso en las cuentas moradas viene del desembolso en sueldos, hasta 7,79 millones en gastos de personal, la mayor cantidad reflejada en gastos. Eso sí, los morados se ahorran dinero en sueldos, al igual que en 2020, debido a la entrada de cargos morados en el Gobierno de coalición. En 2019, Podemos declaró un gasto de 11.052.137,18 euros para hacer frente a las nóminas de su personal. Un año después, tras su entrada en Moncloa, los morados consiguieron bajar esta cifra a los 7,7 millones. Desde 2019, el partido se ha ahorrado 3,2 millones.

Por otro lado, también cabe destacar los gastos de actividad ordinaria, porque ha desembolsado 12.544.667,46, lo que supone 1,1 millones de euros más que en 2020. En gastos excepcionales, Podemos se deja 912.589,06 euros, una cifra considerablemente mayor a la que empleó en las últimas cuentas, cuando admitieron 661.261,20 euros. Esta cantidad la destina a donación a asociaciones y fundaciones afines. Otra de las partidas que hace que las cuentas del partido flaqueen son los viajes desplazamientos. Los morados gastaron 435.378.10 euros, mientras que –en el año de la pandemia– tan solo fueron 191.842,20 euros. Más fuentes de pérdida son las subvenciones anuales para gastos de funcionamiento, que bajan de 11.264.809 a 10.590.293 euros, mientras que las ayudas para gastos de seguridad se mantienen en 214.236 euros. En total, pierden 639,665,95 euros en ingresos públicos respecto a 2020, cuando ganaron 11,7 millones por esta vía mientras que el gasto en servicios exteriores pasa de 3,42 a 4,45 millones.

Los resultados electorales influyen en las pérdidas. En 2021 se sucedieron dos comicios; en Madrid, con Pablo Iglesias como líder y en Cataluña, bajo la figura de Jéssica Albiach. Entre ambos, los morados solo ganaron tres escaños y 1.153.400 euros en ingresos electorales, pero perdieron 1.552.992 euros en gastos de las operaciones de la actividad electoral. Así, la resta de ingresos fue de casi 400.000.

Los ingresos crecen por las cuotas de afiliados (de 945.061 a 1.331.046 euros) gracias a que el partido instauró una nueva fórmula para garantizar la entrada de dinero por esta vía. También crecen las aportaciones de afiliados y cargos públicos (de 1.777.108 a 1.851.763) y las de grupos institucionales (de 261.720 a 296.570).

En el balance de activos de bienes y derechos logra 28,8 millones, mientras que en 2020 fueron 21,01. El patrimonio neto pasa de 20,07 a 20,2 millones y los pasivos se reducen 779.893 a 732.787 euros. De ellos, 518.399 euros son deudas con las administraciones.