MENÚ
lunes 17 junio 2019
18:35
Actualizado

Bronca en el acatamiento de la Constitución por utilizar proclamas independentistas

Vox jura por España y Junqueras acata como "preso político"

  • Jordi Sánchez, Jordi Turull y Pedro Sánchez, en el Congreso/Foto: C. Pastrano
    Jordi Sánchez, Jordi Turull y Pedro Sánchez, en el Congreso/Foto: C. Pastrano

Tiempo de lectura 4 min.

21 de mayo de 2019. 21:31h

Comentada
C.S. MacíasRocío Esteban 21/5/2019

Entre la normalidad excepcional en la que había discurrido toda la mañana de la Constitución de la mesa del Congreso, llegó el momento clave y también el más polémico y de máxima tensión. Y lo fue por las coletillas que diputados de ERC y JxCat usaron tras acatar la Carta Magna, en las que colaron las proclamas independentistas y con las que buscaron llevar al Congreso de los Diputados para poner en el foco el conflicto independentista.

«¿Juráis o prometéis acatar la Constitución?», era la pregunta que la ya nueva presidenta del Congreso, Mertixell Batet ha formulado a los 350 diputados y a la que la mayoría de los diputados soberanistas contestaron "por imperativo legal" y acompañados de consignas a favor de la libertad de los políticos en prisión preventiva o por la independencia de Cataluña o la libertad de expresión, siempre utilizando la lengua cooficial catalana para expresarse.

El orden alfabético hizo que el primero en acatar la Constitución fuera el líder de Vox, Santiago Abascal, aunque el primero en el listado es el ministro en funciones, José Luis Ábalos, al estar en la bancada del gobierno el acatamiento lo hizo al final, con el resto de miembros del Gobierno. Abascal optó por la fórmula del "por España, sí, juro". Con la misma fórmula acataron el resto de diputados de Vox a diferencia de la empleada hace poco en el parlamento de Valencia que fue la de "por Dios y por España, sí, juro".

La tensión aumentó con las juras y promesas de los diputados independentistas. Comenzaba la portavoz de JxCat, Laura Borrás que, en catalán, "con lealtad al mandato democrático del 1 de octubre y del pueblo catalán, por imperativo legal, prometo". Una proclama que se sucedió también por el resto de diputados soberanistas a la espera de las juras de los diputados presos. El primero de ellos fue, el diputado por Oriol Junqueras que dijo "desde el compromiso republicano, como preso político y por imperativo legal, sí prometo". Unas consignas que levantaron de manera unánime a las bancadas del PP, Ciudadanos y Vox para protestar por las fórmulas reivindicativas hacia la independencia que la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, permitió utilizar a los diputados independentistas, a pesar de que en un primer momento esta había advertido de que podría intervenir el juramento si éstas no se atenían a un "ajustado uso del derecho constitucional". El líder de Ciudadanos fue el más combativo contra estas proclamas y pidió en varias ocasiones a la Mesa y a la presidenta del Congreso explicaciones. Se amparó en el artículo 72 del Reglamento de la Cámara por cuestión de orden, pero Batet indicó a Rivera que no se iba a interrumpir el acatamiento de los diputados.

En un ambiente de máxima tensión en la sede de la soberanía popular, los también diputados Jordi Sánchez, Rull y Turull utilizaron también similares proclamas que se ganaron también los golpes de Vox en la mesa. Los diputados de Unidas Podemos, juraron por su parte "por la democracia y los derechos sociales y la república". Pero entre ellos destacó, la consigna con la que prometía el secretario general de la formación, Pablo Iglesias, que lo hacía " por la democracia, por los derechos sociales y por España, prometo". La nota de color sostenible llegó de la mano del diputado de EQUO, Juan López Uralde, que prometió por "todo el planeta", o la portavoz adjunta Ione Belarra que lo hizo en defensa del feminismo.

Las juras de PP y Ciudadanos se acogieron a la normalidad prometiendo o jurando.

Después de completar la jura, Rivera volvió a pedir explicaciones a la presidenta de la Cámara, inquiriéndole que se había incumplido el artículo 103 del reglamento de la Congreso al permitir su señoría "hablar de presos políticos en la sede de la democracia".

Sin embargo, Meritxell Batet decidió zanjar la polémica a pesar de las claras proclamas a favor de la libertad de los políticos independentistas: Todas las promesas habían sido válidas, apuntó apoyándose en el artículo 104 del mismo reglamento. "No se ha mermado la esencia del acatamiento que es el compromiso del respeto a la Constitución", dijo. Además, aseguró que su presidencia "será ejercida para que en todo momento haya respeto a la ley y a la Constitución".

Los diputados catalanes en prisión preventiva han abandonado el hemiciclo del Congreso al término de la sesión custodiados por la Policía para volver al centro penitenciario de Soto del Real (Madrid).

Últimas noticias