MENÚ
miércoles 19 diciembre 2018
15:43
Actualizado

Acusan a Cs de subastar los puestos de salida de las listas

Críticos dicen que la campaña de 2015 fue financiada con dinero de los electos y devuelto con el de los grupos municipales.

  • La presidenta de la Plataforma por las Garantías Ciudadanas, Inmaculada Sánchez Ruiz (d), y el abogado de la entidad, Alberto Ganga (i), comparecen ante la Comisión de Investigación de la Financiación de los Partidos Políticos del Senado.
    La presidenta de la Plataforma por las Garantías Ciudadanas, Inmaculada Sánchez Ruiz (d), y el abogado de la entidad, Alberto Ganga (i), comparecen ante la Comisión de Investigación de la Financiación de los Partidos Políticos del Senado.

Tiempo de lectura 4 min.

16 de febrero de 2018. 04:05h

Comentada
C.S. Macías 15/2/2018

La comisión de investigación sobre la financiación ilegal de los partidos políticos, que cuenta con una sesión monográfica sobre Ciudadanos, vivió ayer la comparecencia de dos miembros de la Plataforma por las Garantías Ciudadanas. Los dos críticos, que fueron expulsados del partido por, según indicaron, informar al comité de garantías naranja de las presuntas irregularidades, aseguraron en la comisión del Senado que conocen varios casos en los que la campaña del partido para las elecciones autonómicas y locales de 2015 fue financiada con dinero de los candidatos, que además pagaban para ir en los primeros puestos de la lista; es decir: compraban el puesto de salida. Como muestra, mencionaron el caso de San Sebastián de los Reyes, donde indicaron que se pagaron 18.000 euros por el puesto de salida o el de Fuenlabrada, que aportó 11.000 euros por su candidatura, desveló el abogado de la Plataforma, Alberto Ganga. «Lo denunciamos antes y ahora, pero entonces se miró para otro lado», aseguró.

El PP actuó en solitario ante el boicot que viene realizando la oposición a esta comisión, que considera desde sus inicios una maniobra de distracción de los populares.

Fue el portavoz del PP, Luis Aznar quien interpeló a los comparecientes y preguntó quién o quiénes serían los responsables del «modus operandi» de estas irregularidades, a lo que el letrado señaló a lo que denominó como «el club de la pipa»; cuatro personas entre las que indentificó al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, al gerente, Carlos Cuadrado, y al secretario general, José Manuel Villegas, y al responsable de comunicación Fernando de Páramo que, según indicó, «dominan el partido de arriba a abajo». También sugirió que la Fiscalía Anticorrupción «miró hacía otro lado» frente a sus denuncias, ya que en 2015 Ciudadanos era «necesario» para atacar a otras formaciones como UPyD. «Además había que fomentar una marca blanca ante la irrupción de otras modas políticas» –como Podemos–.

Ganga apuntó a que en la financiación privada de las campañas en 2015, Ciudadanos prometía restituir los fondos mediante las asignaciones de los grupos municipales. Aparte de los citados municipios madrileños, el abogado resaltó que el Tribunal de Cuentas en Murcia detectó casos similares, y él conoce otro caso en Albacete. «He visto personalmente una factura de un acto con Carolina Punset pagado por el candidato de Albacete, y con una factura a su nombre. Esto ha sido así en toda España en esas elecciones», aseguró. «Esta gente tenía la promesa de que estos gastos se iban a reportar vía grupos municipales o con asignación de cargos electos, que ésa era la forma de devolución», destacó Ganga, ante las preguntas de la comisión, aunque reconoce que esta actuación sólo se puede acreditar en el caso de Murcia. Ganga ha situado a Cuadrado y a Villegas al frente de una cuenta de ingresos de los grupos municipales, y eran éstos quienes debían autorizar los traspasos a la cuenta de gastos para las operaciones de los grupos municipales.

El letrado de la Plataforma por las Garantías Ciudadanas se preguntó qué pasa con el sobrante entre ingresos y gastos, acusando al partido de Rivera de llegar al panorama político con promesas de regeneración y, sin embargo, haber actuado de manera opaca.

El PP dio por acreditada la financiación ilegal de Cs y apunta a «dopaje» y compra de escaños. La situación ha incomodado al partido naranja, que ayer recordaba que es «líder en transparencia» y el que más documentación aporta al Tribunal de Cuentas. Su secretario general, José Manuel Villegas, replicó desde el Congreso a los dos críticos que «no tienen ninguna credibilidad» porque son personas que salieron «rebotadas», y negó que sus candidatos salgan de una subasta.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs
Política USA by José María Peredo
52 luces