¿En qué casos se elige la adopción de embriones para ser madre?

La adopción de embriones es un tratamiento de Reproducción Asistida que permite ser madre a muchas mujeres, ya que en la mayoría de los casos los resultados son muy exitosos.

La embriodonación consiste en descongelar embriones que proceden de otras parejas que los han donado con fines reproductivos. Posteriormente, se transfieren al útero de la mujer receptora.
La embriodonación consiste en descongelar embriones que proceden de otras parejas que los han donado con fines reproductivos. Posteriormente, se transfieren al útero de la mujer receptora.

La embriodonación consiste en descongelar embriones que proceden de otras parejas que los han donado con fines reproductivos. Posteriormente, se transfieren al útero de la mujer receptora.

¿Quién elige la adopción de embriones para ser madre?

En la mayoría de los casos, la adopción de embriones suele recomendarse a mujeres o parejas que han descartado el uso de sus propios óvulos y espermatozoides para conseguir el embarazo. En el caso de la mujer, generalmente se relaciona con edades avanzadas, baja reserva o baja calidad de los ovocitos o no tener pareja masculina.

En los varones, en cambio, se asocia a la ausencia de espermatozoides o alteraciones en el seminograma.

En otros casos, se puede relacionar con alteraciones genéticas, abortos de repetición o el fracaso de otras técnicas de reproducción asistida, como la fecundación in vitro (FIV).

Mujeres sin pareja masculina

La adopción de embriones puede ser una opción acertada para las mujeres que tienen más de 40 años y que no tienen pareja masculina. En muchos casos, estas mujeres ya han intentado el embarazo con anterioridad, a través de métodos como la inseminación artificial o la fecundación in vitro (FIV), sin haberlo conseguido.

De esta manera, optan por recurrir a un tratamiento efectivo que les permita conseguir rápidamente un embarazo, disminuyendo los riesgos de aborto y de que el bebé presente anomalías a causa de la edad de la madre.

Estas mujeres prefieren la adopción de embriones frente a otros métodos, porque solamente desean un único embarazo. Muchas de ellas, no quieren asumir el riesgo de un embarazo múltiple y optan por la transferencia de un solo embrión.

La adopción de embriones y las enfermedades genéticas

La adopción de embriones resulta un método muy eficaz para parejas donde uno o los dos miembros son portadores de enfermedades genéticas que pueden transmitirse al bebé o que aumentan el riesgo de abortos de repetición o esterilidad.

¿Y si falla la fecundación in vitro?

Existen parejas que tras varios ciclos de tratamiento de fecundación in vitro, usando sus propios ovocitos y espermatozoides, no consiguen el embarazo. Esto se debe, en la mayoría de los casos, a un fallo de implantación, a la obtención de pocos embriones evolutivos o abortos repetidos. En estos casos, la adopción de embriones puede ser una buena opción.

Rechazo de la ovodonación

Hay parejas que prefieren la adopción de embriones frente a la ovodonación cuando están en una situación de baja reserva ovocitaria, fallo ovárico o en casos de abortos de repetición. Los motivos pueden ser tanto económicos como éticos-emocionales. Desde el punto de vista económico, la donación de ovocitos es más costosa, porque incluye el estudio, el tratamiento y la compensación económica a la donante.

En cambio, en la embriodonación el coste incluye solamente el tratamiento, el trabajo de laboratorio y la transferencia de los embriones. Y desde el punto de vista ético-emocional, para muchos pacientes o parejas es más fácil de aceptar la embriodonación porque se entiende como una adopción.

¿Cuáles son los aspectos emocionales de ser madre por embriodonación?

Cualquier mujer que quiera iniciar un tratamiento de adopción de embriones para ser madre debe realizar un paso previo. Este paso pasa por tener en cuenta todos los aspectos emocionales que implica renunciar a la propia genética para ser madre, habiendo pensado en todas las dudas que pueden surgir durante todo el proceso que dura el embarazo.

No todas las mujeres o parejas están preparadas, de manera que es muy importante que exista un buen trabajo psicológico antes del embarazo. Así, se pueden evitar problemas en el futuro.

En este sentido, en URH García del Real hay una consulta psicológica para ayudar a las parejas y mujeres a decidir si la embriodonación es la opción más adecuada para ser madre.

La Dra. Laura Blasco Gastón es licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Madrid, especialista en Ginecología y Obstetricia en el Hospital Universitario La Paz y ha realizado estudios de doctorado sobre screening de infección por citomegalovirus durante la gestación.Cuenta con diversas publicaciones y conferencias sobre Reproducción Asistida, especialmente sobre protocolos de estimulación y calidad ovocitaria y embrionaria.Actualmente forma parte de la Unidad de Reproducción Humana (URH) García del Real, vinculada al Instituto de Medicina EGR.La ùedes encontrar en la plataforma TopDoctors.