¿Cuánto tiempo hay que congelar el pescado para eliminar el anisakis?

La ingesta de este parásito que vive en algunos peces puede provocar gastroenteritis, dolor de estómago y vómitos

El pescado se debe congelar siempre que se vaya a consumir crudo
El pescado se debe congelar siempre que se vaya a consumir crudoLa RazónPixabay

El anisakis es un parásito que afecta a algunos peces y animales marinos que consumen los seres humanos. Su ingesta es perjudicial y puede provocar dolor abdominal intenso, nauseas, vómitos y gastroenteritis. Los síntomas suelen aparecer entre 24 y 48 horas después de la ingesta del pescado crudo o mal cocinado.

Es un problema muy común, ya que en España hasta el 36% del pescado tiene anisakis, especialmente si procede del Cantábrico (50%), según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Pero ¿cómo se elimina el anisakis?

¿Cómo acabar con el anisakis?

El pescado es un alimento muy sano imprescindible en una dieta rica, sana y variada. El miedo al anisakis no debe alejarnos de su consumo, así que lo mejor es saber cómo inactivarlo. La OCU recomienda congelarlos en el frigorífico a una temperatura inferior a los -20 ºC durante, al menos, cinco días. Este tiempo es orientativo y dependerá del tamaño del pescado. Si no desea trocear la pieza en filetes o rodajas, lo mejor es alargar el tiempo de congelación para prevenir disgustos.

Debe congelar el pescado siempre que lo vaya a consumir crudo, semicocido o en alguna de las siguientes elaboraciones: ahumado, en escabeche (como los boquerones en vinagre, por ejemplo), marinado y en salmuera o ligeramente salado.

Sin embargo, no siempre hace falta congelar el pescado. Algunos productos ya vienen ultracongelados por el fabricante, por lo que no es necesario que pasen por ese proceso. No obstante, en ocasiones se pueden encontrar larvas, pero ya muertas.

¿Cuándo no hace falta congelar el pescado?

En elaboraciones como frituras, asado o guisado no es necesario congelar el pescado para inactivar el anisakis, siempre y cuando la temperatura interior supere los 60 ºC durante, al menos, un minuto. La OCU recomienda llegar hasta los 70 ºC para una mayor seguridad. Además, los pescados de agua dulce como las truchas o las carpas no tienen este parásito.

Consumir pescado en bares y restaurantes tampoco debe ser motivo de preocupación. Los establecimientos deben garantizar que el producto ha sido congelado, ya que está recogido en la legislación y de lo contrario se enfrentarían a graves sanciones.