María Teresa Campos rompe con Bigote Arrocet

La presentadora confirma lo que se llevaba meses rumoreando: ha puesto fin a su romance con el humorista argentino después de casi seis años de relación

María Teresa Campos y Bigote Arrocet durante su viaje romántico a Lanzarote en las vacaciones de Navidad
María Teresa Campos y Bigote Arrocet durante su viaje romántico a Lanzarote en las vacaciones de Navidad

Fuimos los primeros en hacernos eco del rumor de que podría existir una nueva crisis entre María Teresa Campos y Edmundo Arrocet. No nos equivocábamos. Ayer por la tarde, la veterana periodista mandó un comunicado al programa «Viva la vida» que su hija Terelu leyó en directo: «Yo, María Teresa Campos, quiero comunicar a través de este programa algo relativo a mi vida personal. A lo largo de estos años, en mi relación sentimental con Edmundo Arrocet se ha especulado en numerosas ocasiones con crisis y rupturas que eran infundadas. Por eso, ahora quiero ser yo misma quien os comunica que las relaciones duran más o menos en el tiempo. A veces, toda la vida, o casi seis años, como ha sido mi caso con Edmundo. Para evitar especulaciones, confirmo que nuestra relación se ha roto recientemente. También quiero pedir a mis compañeros y a las personas que me quieren que, dentro de lo posible, me dejen vivir tranquilamente estos difíciles momentos que estoy pasando».

El humorista, con el que LA RAZÓN habló esta misma semana, corroboró que se encontraba «en Londres, voy a pasar estas fiestas fuera de España». No añadió más, pero el rumor de una separación estaba en el aire. Edmundo eligió disfrutar de la Navidad al lado de sus hijos. En la noche del 24, con todas las Campos cenando en casa de Terelu, Arrocet brilló por su ausencia.

Teresa no desea que la separación se convierta en un circo mediático, pero sabemos que lo está pasando muy mal. Según cuenta una fuente cercana a su familia, fue ella la que decidió que la relación finalizara porque las cosas no iban nada bien entre la pareja. Lo que antes fue amor se llegó a convertir en una triste rutina.

Gemma Serrano, gran amiga del artista (algunos aseguran que más que eso, aunque ella lo niega), reconoce que «me han contado que hace casi dos meses que Edmundo y María Teresa ya no están juntos. Creo que él sigue en Londres, me ha mandado a través de una amiga común saludos para mí. Si han roto, lo siento mucho, no me extrañaría que Edmundo hable de la separación. Imagino que querrá rentabilizarla…». Según parece, esa revista será «¡Hola!».

María Teresa sentía unos celos tremendos al pensar que entre Gemma y su novio existía algo más que una simple relación comercial. Callaba en público, pero en privado cuestionaba a Bigote Arrocet todo lo que se publicaba sobre ellos. Y es que primero relacionaron al humorista con Gemma Serrano. Después, con una mujer chilena de unos cuarenta años. Siempre que viajaba a Londres, a Chile, a Argentina o a Canarias para atender sus negocios o para ver a sus hijos, María Teresa Campos estaba en vilo. Gente de su entorno dice que es celosa y se imagina lo que a veces no tiene razón de ser. Y Edmundo es un hombre muy independiente, quizás demasiado.