Toño Sanchís, vecino “non grato” en Las Rozas

Al parecer la llegada del ex representante de Belén Esteban, ha revolucionado a la exclusiva urbanización

Toño Sanchís en su casa de Villanueva del PardilloGAAGTRES

La llegada de Toño Sanchís a la lujosa urbanización de Las Rozas donde sus suegros le han prestado un amplio chalet, ha revolucionado “Green Golf”, el lugar donde se ubica su nueva residencia. Estamos hablando de una urbanización con vecinos con alto nivel adquisitivo y que no están acostumbrados a la presencia de paparazzis, que permanecen en las puertas ante la imposibilidad de entrar en el complejo privado.

Aparte de que uno de los propietarios de una vivienda cercana a la del ex representante de Belén Esteban se ha quejado en un programa de televisión de que “esa familia hace mucho ruido, son muy molestos”. Suponemos que se refiere a que, ahora, como los cuatro hijos de Sanchís no tienen colegio, los juegos y gritos de los chavales superan los “decibelios” normales.

Ana María es una de las vecinas. La conozco de la época en la que yo residía en una urbanización cercana, y me cuenta que “a nadie le ha gustado la mudanza de este señor aquí, porque no va a traer otra cosa que problemas por su condición mediática. Es muy desagradable tener a paparazzis en las puertas de la urba a todas horas, es como si nos tuvieran vigilados a todos, así es como una se siente con tanto revuelo”.

De momento, Toño no se relaciona con los vecinos de los alrededores de su chalet, con los que sí mantienen una relación amistosa sus suegros, a los que mi amiga califica como “dos buenas personas, muy normales y que nunca han dado que hablar. Ya veremos lo que nos espera con la presencia de su yerno. Esto es solo el inicio…”.

Otro vecino, Miguel, ratifica lo dicho por Ana: “no estoy muy enterado de lo que hizo ese hombre con Belén Esteban, pero me han dicho que se portó muy mal con ella y que hay que desconfiar de tipos así. Le vi hace dos días con un semblante muy serio, no debe ser simpático…”.

Mal comienzo para Sanchís y los suyos en la urbanización. Me recuerda a cuando Belén se trasladó a un de las zonas más exclusivas de Paracuellos del Jarama. Hice un reportaje y ni uno solo de los propietarios de los chalets contiguos al suyo mostraron alegría por la llegada de la nueva residente. Incluso uno de ellos me confesó que “es la peor noticia que podíamos recibir, esa mujer no es bienvenida”.

Más suerte tienen los vecinos de la zona de Villanueva del Pardillo donde vivía Toño, se han quitado de encima a un personaje polémico y la nueva dueña de su chalet, o sea, la Esteban, no tiene la menor intención de instalarse allí.