Josefer Ortega no volverá a casa de su padre por culpa de Ana María Aldón

Según fuentes cercanas al torero, Ana María Aldón piensa que José Fernando es un mal ejemplo para su hijo José María y una mala compañía

José Fernando Ortega Mohedano

Si todo evoluciona como esperan los médicos, Josefer Ortega podría acabar el tratamiento y, por tanto, su encierro en una clínica donde se cura de sus adicciones, antes de que finalice el año. Pero su libertad no le llevará directamente a la casa de su padre, José Ortega Cano, sino, casi con toda seguridad, a la de la antaño conflictiva Michu, madre de su hija.

Las razones, según nos cuenta una fuente muy cercana al torero, “es que Ana María Aldón es contraria a ese regreso porque piensa que José Fernando es un mal ejemplo para su hijo José María y una mala compañía. Le da igual que vuelva rehabilitado, le quiere lejos de la casa que comparte con José y el hijo de ambos. Entre Ana y Josefer nunca hubo una buena sintonía”.

Los rumores apuntan a que Michu y José Fernando podrían casarse cuando él recupere la libertad, una boda sencilla, por lo civil y con los invitados indispensables, familiares cercanos y punto.