Katy Perry pensó en suicidarse tras su ruptura con Orlando Bloom

La artista confiesa sus problemas de salud mental

Katy Perry se ha sincerado en una entrevista para un programa de la radio canadiense “Q on CBC”, donde ha hecho su confesión más dura: después de separarse del actor Orlando Bloom en 2017, tocó fondo personal y profesionalmente, y pensó en el suicidio.

“Perdí mi sonrisa. No sé si mi sonrisa alguna vez fue totalmente auténtica, pero estuve en la cima durante mucho tiempo. Tuve la validación, el amor y la admiración del mundo exterior, y luego eso cambió”, confiesa la artista.

“Me separé de mi novio, que ahora es el futuro padre de mi bebé, y luego estaba emocionada por volar alto con el próximo disco, pero eso no me elevó tanto. La validación no me levantó, así que me caí”, y es que posteriormente, Orlando y Katy se reconciliaron y ahora esperan su primer hijo juntos.

“Fue muy importante quebrarme, para poder encontrar mi integridad de una manera completamente diferente. Y encontrar otra dimensión, que simplemente vivir mi vida como una estrella pop sedienta todo el tiempo. La gratitud es probablemente lo que me salvó la vida, porque si no hubiera descubierto eso me hubiera revolcado en mi propia tristeza y probablemente hubiera saltado, pero encontré la manera de estar agradecida”, dice la artista tras haber pasado por la ansiedad y depresión durante años.