Así es Jara, la hermana DESCONOCIDA de Palito Dominguín que pide su repesca en ‘Supervivientes’

Ahora, tras la expulsión de la concursante de ‘Supervivientes’, Jara ha iniciado una campaña en redes con el objetivo de repescar a su hermana en el reality de Telecinco

Jara Dominguín, hermana de Palito
Jara Dominguín, hermana de PalitoInstagram

Mediáticamente es un personaje desconocido, pero Jara es uno de los pilares fundamentales para su hermana, Palito Dominguín. La relación entre hermanas es muy estrecha y así lo demuestran en redes sociales, donde es habitual ver fotos juntas. Ahora, tras la expulsión de la concursante de ‘Supervivientes’, Jara ha iniciado una campaña en redes con el objetivo de repescar a su hermana en el reality de Telecinco. Con el hashtag #RepescaPalito, las fotos de la hija de Lucía Dominguín se han llenado de mensajes de apoyo y ánimo a la ex concursante.

Jara Dominguín es la primera hija que Lucía Dominguín tuvo con su segundo marido Carlos Tristancho, aunque es la tercera de cuatro hermanos tras Bimba y Olfo. Lucía Dominguín y Carlos Tristancho, actor extremeño, se conocieron en Madrid en 1982 y tres años más tarde se casaron; fruto de ese amor, en 1995 nació Jara y dos años más tarde Lucía, más conocida como Palito. Ambas se criaron en el campo extremeño, más concretamente en Bancarrota, Badajoz.

Según contaba Jara en una entrevista con el periódico ABC en 2015, cuando no querían ir al colegio, se quedaban en casa y pasaban horas frente al escritorio dibujando, haciendo manualidades, cantando o tocando cualquier instrumento. Incluso durante los primeros años de vida, recibieron la educación en casa y no en el colegio. Una manera de educar muy típica de la familia Bosé.

Posteriormente estudió en un internado de Badajoz y terminó sus estudios de Secundaria en Reino Unido. En 2014 regresó a Madrid, donde junto a dos amigas, fundaron la firma de zapatos Oli&Dom, en la que se ocupó de la parte creativa. Hace tan solo dos años, Jara comenzó un nuevo negocio en México, donde montó una empresa de catering.

Jara siente verdadera devoción por su familia, especialmente por su abuela fallecida con la que vivió varios meses en Segovia y su madre, Lucía Dominguín a quien admira profundamente. Su relación con sus hermanos es inmejorable y tras la muerte de Bimba, tanto Jara como su hermana Palito, Olfo y su prima Alma, con la que tienen una relación muy cercana, quisieron rendirle un bonito homenaje tatuándose un símbolo de la modelo: las hormigas