«Palito», la hermana desconocida de Bimba Bosé que va a “Supervivientes”

La benjamina de Lucía Dominguín participa este año en el reality hondureño

Palito Dominguín
Palito DominguínInstagramLa Razón

El miércoles comenzó la aventura para la hermana pequeña de Bimba, Lucía Tristancho Dominguín, alias «Palito», que a su vez es sobrina de Miguel Bosé y de Nacho Palau e hija del actor Carlos Tristancho y de Lucía Dominguín. Mucha genética artística corre por sus venas, ella misma es escultora y modelo. Tiene 25 años y como dice su madre «nos va a sorprender a todos. Siempre hemos vivido muy aislados,

’'Palito’' ha crecido en el campo. Ha sido una niña muy solitaria, que se iba el día entero a jugar sola con el hijo del cabrero y sabía manejar el cuchillo desde pequeña. Sabe hacer fuego porque en mi casa no hay calefacción. Conoce la carencia y el lujo. Tiene mucho potencial porque es una cría mona, simpática y delicada. Se los ganará a todos». Tres días antes de partir hacia Honduras les quitaban el móvil a todos los participantes, unos compañeros que ella desconoce porque en casa no tienen televisión. «Palito» parte a Honduras a vivir una aventura que comienza con el viaje, «se va a subir a un avión internacional por primera vez. No ha salido nunca de aquí, tan solo para ir a Italia e Inglaterra donde estudió Arte en la Universidad de Bournemouth y luego, trabajó como institutriz en la escuela militar, Gordon’s School. Allí lo pasó fatal, por el exceso de normas y disciplina. Tenía a su cargo 70 niñas, pero aprendió a acatar órdenes y como modelo está acostumbrada a pasar hambre». «Palito» va muy bien preparada, solo le queda ganarse al resto de supervivientes y para ello tiene buena urdimbre.

«Mi hija es acuario, como mi madre, tiene carácter pero se levanta alegre, sabe cantar, desfilar, bailar, hace escultura, coser y hacer ropa. El único pero es que cocina poco, pero casi es mejor que coma las cosas crudas». Además lleva como amuleto el pañuelo que le regaló su «mami azul» y algunos ángeles, «tiene la protección de su hermana Bimba, los seguidores de su tío Miguel, de su hermano Olfo y de la numerosa familia de su padre».

Todo y nada

Las comodidades tampoco las extrañará. Ha sido criada en el todo y en la nada. «Hemos tenido dinero y hemos vivido en un hotel de cinco estrellas y luego nos hemos quedado sin nada. Tenemos mucha capacidad de adaptación», asegura su madre. Eso unido a su crianza en estado casi salvaje la predisponen a una buen concurso, como dice su progenitora: «Yo soltaba a mis hijas en el campo y regresaban para comer o dormir. Su hermana, Jara y ella eran pequeñas mowglies, nada melindrosas».

Y por no tener, Lucía sigue sin televisión, así que verá los programas en la casa de la vecina. En principio la defenderá su prima, Berta, que es médica y tetrapléjica a raíz de un accidente: «las dos se adoran. Irá los jueves a defenderla y lo hará genial», afirma Lucía. Y su novio, Harry, que vive desde el año pasado en Valencia con su suegra, Lucía, seguirá con ella los tres meses que dure la supervivencia de su novia en Honduras «aquí le tengo conmigo que le estoy cocinando una pasta y hablando en inglés y poco español y trabajando como programador web desde casa».

El «tío» Nacho Palau

Otro «tío» que estará apoyándola a tope es Nacho Palau. «Es mi hermano adquirido. He vivido con él desde sus 19 años que vivía en el campo al lado mío. Yo le dejaba mis hijas a Nacho y me iba a trabajar. Cuando tenía algún problema al que llamaba era a él que en cinco minutos se presentaba. Al margen de lo que tenga con mi hermano, nosotros seguimos viéndonos. Esta mañana hemos hablado y nos hemos puesto los dos a llorar viendo fotos de ’'Palito’'. Vive cerca de mi casa y viene con sus hijos o yo voy porque somos familia. Está ahí siempre, tengo mucha afinidad con él, igual que con mi hermano, pero a Miguel le tengo lejos». Por cierto, cuando «Palito» regrese no se habrá perdido nada porque todo lo piensan registrar, en un cuaderno para que no se pierda nada de lo que ocurre en casa. Ella se va pero nos manda energía a todos».