Gloria Camila, a por todas contra Rocío Carrasco

La hija de Ortega Cano y Rocío Jurado no descarta interponer una querella por estafa procesal, castigada con hasta seis años de cárcel, tras la última provocación de su hermana en el juzgado dónde sólo exhibió un documento que mancha la imagen de Ortega Cano.

Gloria Camila y Rocío Carrasco
Gloria Camila y Rocío Carrasco FOTO: Gtres

Ayer, en ‘El programa de Ana Rosa’, Paloma García-Pelayo daba a conocer el archivo de las diligencias preliminares del proceso interpuesto por Gloria Camila Ortega contra su hermana, Rocío Carrasco. Lo que, en algunos medios, se ha tildado de “varapalo judicial”, no es más que el fin de un proceso que sólo tenía como objeto legitimar a Gloria Camila en su reclamación y obtener la documentación que su hermana habría entregado a los responsables de La Fábrica de la Tele para la realización de la docuserie ‘En el nombre de Rocío’, pendiente de emisión. Lo que no se contó, y se sabe ahora por boca del abogado de Gloria Camila, que ha concedido unas declaraciones al periodista Albert Domenech, es que Carrasco ha tenido que abonar las costas.

Hay que recordar que las preliminares, el proceso interpuesto por Gloria Camila contra su hermana y los responsables de la docuserie, no es más que un procedimiento para preparar la posterior demanda. Convencidos de que no había otra forma de obtener y revisar esos documentos privados, las hermanas no se hablan desde hace años, emprendieron esta acción legal para tener acceso a los documentos en los que, según había promocionado Carrasco, la Jurado exponía lo que pensaba de los Mohedano y de su esposo, el torero Ortega Cano.

Unas reflexiones manuscritas “comprometedoras”, con las que se prometía arrastrar por el fango a los familiares más directos de Rocío Carrasco, como ya hizo con su ex, Antonio David Flores, y su primogénita, Rocío Flores. Pero, a la mujer de Fidel Albiac, le ha salido una contrincante inesperada, su hermanastra Gloria, que ha salido en defensa del honor de sus padres adoptivos y va a por todas.

Rocío Carrasco sólo entrega un documento que perjudica la imagen de Ortega Cano

Tras anunciar Rocío Carrasco la existencia de unos documentos comprometedores para los Mohedano y Jose Ortega Cano, que explicarían el por qué de su distanciamiento con la familia, trama central de la segunda parte de la docuserie, Gloria Camila decidía ponerse en manos del letrado de su padre, Enrique Trebolle. Todo ello coincidía con el agravamiento de la salud del torero, recientemente operado del corazón, y a quién estas polémicas afectan muy negativamente.

Así, a mediados de septiembre, el letrado de Zaragoza, un eminente penalista, presentaba una demanda de diligencias preliminares por exhibición de documentos privados y personales de la artista, para lo que solicitaba que las partes demandadas aportasen al Juzgado todos esos documentos privados, titularidad de Rocío Jurado, que su hermana Rocío habría entregado a la productora.

La jueza admitía la legitimación de Gloria Camila para defender el honor y la intimidad de de su difunta madre y requería a Rocío Carrasco la entrega de la documentación, alegando que esos escritos “son propiedad de todos los hijos, por igual”. La defensa de Rocío Carrasco recurrió la decisión judicial y perdió. Para evitar entregar el contenido bomba del documental, intentaron otra artimaña legal que les puede salir muy cara: negar la cesión de la documentación a la productora de Telecinco y aportar un sólo documento, referente a Ortega Cano, como advertencia al torero, a quien consideran el inductor de la actuación legal.

La provocación de Rocío Carrasco puede tener consecuencias penales.

La hija del campeón mundial de boxeo acudía el pasado 15 de octubre al juzgado de Primera Instancia número 5 de Alcobendas, con ganas de provocación y no dudaba en ironizar ante la prensa: ““Al final me he visto obligada a aportar un documento, el único que no me hubiese gustado aportar nunca en la vida”.

Rocío Carrasco y su abogado, de camino a los Juzgados de Alcobendas
Rocío Carrasco y su abogado, de camino a los Juzgados de Alcobendas FOTO: Daniel Gonzalez GTRES

El documento, del que solo ha trascendido que no deja bien a Ortega Cano, no ha hecho más que aumentar las ganas de seguir litigando de Gloria Camila y su abogado, Enrique Trebolle. El abogado ha tratado, sin éxito, de evitar que ese documento forme parte del procedimiento, consciente del peligro de que se filtre a los medios. “Había mucha insistencia porque se aportaran documentos, pero ahora resulta que en la vista hay mucha insistencia en que el documento que se ha aportado sea quitado del procedimiento, lo que pasa es que no se ha quitado”, decía Rocío Carrasco con cierto recochineo y añadiendo misterio al contenido de lo aportado.

El abogado de Gloria Camila: “No vamos a dejar pasar ni una”

El discurso de Enrique Trebolle al salir de la vista evidenciaba su malestar y su deseo de continuar la batalla legal. “Dicen que no se ha entregado ninguna documentación a La Fábrica de la Tele ni a Mediaset...O bien se ha engañado a la audiencia, o se ha engañado al juzgado”, decía Trebolle. “Rocío Carrasco puede tener un documento o mil quinientos, los que sean, pero no los puede hacer públicos. No lo puede divulgar y ahí vamos a ser muy contundentes y, desde luego, no vamos a dejar pasar ni una”.

Así las cosas, Trebolle y Gloria Camila, anuncian que van a por todas: además del procedimiento civil por intromisión en la intimidad de la difunta Rocío Jurado, se plantean actuaciones penales contra Rocío Carrasco por estafa procesal: “Desde el punto de vista de lo jurídico, es preferible engañar a la audiencia que engañar al juzgado. Si se engaña al juzgado es cárcel, querella criminal por estafa procesal”. Un delito que podría acarrear pena de prisión de hasta seis años.

Ortega Cano y su hija Gloria Camila
Ortega Cano y su hija Gloria Camila FOTO: Instagram

El proceso legal retrasará, aún más, la emisión de “En el nombre de Rocío”.

Tal y como reconoció la propia Rocío Carrasco, el controvertido diario de Rocío Jurado, cebo de la segunda parte del exitoso formato de Telecinco, no son más que unos manuscritos de Rocío Jurado con “opiniones, reflexiones, vivencias”. Sólo se sabe que su hija los encontró en su casa de La Moraleja, unos meses después de la muerte de la artista.

“La cuestión es dilucidar si esos documentos, una vez que el juez los estudie, pertenecen al ámbito privado que Rocío Jurado no quiso hacer público ni quiso que se transgrediera”, decía el penalista hace unos meses, con una actitud más conciliadora. Pero, tras la actitud de Rocío Carrasco en el juzgado, negando que se haya cedido ninguna documentación a excepción de un documento sobre Ortega Cano, promete guerra. El penalista ya ha reconocido que no darán un paso atrás y que, en el plazo de un mes, según marca la justicia, demandará a Rocío Carrasco, La Fabrica de la Tele y Mediaset, para proteger la intimidad de La más grande. La querella por estafa procesal, sin embargo, no se podrá interponer hasta que se emita la docuserie y siempre que salga a la luz la documentación objeto de la disputa judicial.