Casa Real

6 de mayo

Así es la corona que la reina Camilla usará en su coronación

El Palacio de Buckingham ha comunicado que la reina Camilla ha elegido la corona de la reina María de Teck, para el día de su coronación, el próximo 6 de mayo.

Camilla Parker, reina consorte
Camilla Parker, reina consorteVictoria JonesAgencia AP

El Palacio de Buckingham ha desvelado uno de los secretos mejor guardados de la coronación de Carlos III y la reina consorte Camilla: la corona que ella lucirá en la histórica ceremonia que se celebrará el próximo 6 de mayo.

En un comunicado difundido el martes, la casa real británica explica que la reina Camilla será coronada con la corona de la reina María de Teck, una joya que ya “ha sido sacada de la Torre de Londres -donde se exhiben varias de las joyas más valiosas del joyero real- para ser sometida a algunos cambios”. “La elección de la corona de la reina María por Su Majestad [Camilla] supone la primera vez en la historia reciente que una corona ya existente sea usada para la coronación de una reina consorte en lugar de fabricar una nueva”, explica la casa real. El comunicado añade que la elección por parte de los reyes de una corona ya fabricada obedece a razones de “sostenibilidad y eficiencia”.

Koh-i-Noor
Koh-i-NoorKoh-i-NoorKoh-i-Noor

La corona que lucirá Camilla en la abadía de Westmisnter fue fabricada para la coronación de la reina María d Teck, consorte de Jorge V. Es una pieza que elaboró la prestigiosa e histórica joyería Garrard’s.

En homenaje a Isabel II, fallecida el pasado 8 de septiembre, se están añadiendo nuevas piezas a la corona. “La corona será renovada con los diamantes Cullinan III, IV y V, pertenecientes a la colección personal de la reina Isabel II y usados por la difunta monarca como broches durante muchos años”, añade el comunicado oficial.

Unos diamantes que vienen a sustituir al polémico diamante Koh-I-Noor ya que suscitaba las quejas de india y Afganistán por su origen, y que en la actualida está engarzada en la joya que utilizó la reina madre en su coronación. Asimismo, el valioso diamante es un símbolo del pasado colonizador de Inglaterra, un tema que sigue siendo demasiado sensible para la mayoría de las personas afrodescendientes y originarios de Medio Oriente. Por lo que en pleno 2023 sería un gravísimo error usarlo. “Además, cuatro de los ocho arcos removibles de la corona se quitarán para dar una impresión diferente a cuando fue llevada por la reina María en la coronación de 1911”, explica la casa real británica.