Gente

El Tribunal Supremo rechaza la demanda de Toño Sanchís contra Mediaset

El exrepresentante y su mujer exigían 400.000 euros al grupo de Vasile en concepto de daños morales a sus hijos

Toño Sanchís a su llegada a un juicio en Madrid
Toño Sanchís a su llegada a un juicio en Madrid FOTO: KLA GTRES

Ni la guerra de los cien años. El enfrentamiento que Toño Sanchís mantiene con Telecinco se remonta al comienzo de sus problemas con Belén Esteban, la que fuera su representada, que le llevó a los tribunales para exigirle el abono del dinero que le debía. Sobre este asunto se habló largo y tendido en ‘Sálvame’, y desde el programa dedicaron muchos minutos de su escaleta a mostrar la caída en desgracia del que fuera mánager de la llamada princesa del pueblo. Fue entonces cuando él y su esposa, Carmen Lorena Romero Rubio, demandaron a Mediaset por un supuesto delito de intromisión ilegítima en el honor, en la intimidad personal y familiar y en la propia imagen de sus hijos, menores de edad.

Sin embargo, sus peticiones no han llegado a buen puerto y, tal y como recoge la revista ‘Semana’, el Tribunal Supremo ha tumbado la demanda al no encontrar en las informaciones de ‘Sálvame’ atisbo alguno de que se haya vulnerado el honor o la intimidad de los menores. De hecho, la publicación desliza que, en la sentencia, el juez instructor afea la actitud de Toño Sanchís, culpándole a él de la exposición mediática a la que sus hijos fueron sometidos.

Toño Sanchís en la que fuera su casa de Villanueva del Pardillo
Toño Sanchís en la que fuera su casa de Villanueva del Pardillo FOTO: GAA GTRES

“Si el menor fue expuesto durante breves segundos fue porque el padre, intencionadamente lo consiguió, y eso pese a la actitud encomiable del reportero y del cámara que en todo momento intentaron, pese a la insistencia del padre, preservar a toda costa la intimidad e imagen del menor, solo expuesta por la actitud del padre. En conclusión, el padre provocó contra la voluntad del medio que la imagen del menor saliese en directo en televisión pese a que el periodista intentó evitarlo”, recoge el auto al que ha tenido acceso la revista ‘Semana’.

De este modo, Toño Sanchís y su mujer han perdido los 400.000 euros que reclamaban a Mediaset en concepto de daños morales a sus hijos. Al parecer, el exrepresentante de Belén Esteban ha visto en las demandas una suculenta fuente de ingresos que le ayudaría a remontar su economía tras unos años complicados en los que incluso perdió su casa familiar. “Es ahora mismo su modo de vida. Él lo ve como una vía de ingresos, y como es insolvente, no tiene nada que perder, porque, aunque pierda los juicios y le condenen a pagar las costas, no lo hace”, cuenta a ‘Semana’ alguien que dice conocer el modus operandi de Sanchís.