Gente

Alejandra Romero, nieta de Adolfo Suárez, dará a luz a otra niña

La duquesa de Suárez y su marido Pedro Armas esperan la llegada de su segunda hija, año y medio después del nacimiento de la primera, Mariam

Alejandra Romero, el día de su boda
Alejandra Romero, el día de su boda

Alejandra Romero espera radiante la llegada de su segundo hijo, y según informa hoy la revista “¡Hola!” será una niña, la segunda, ya que la nieta de Adolfo Suárez y su marido Pedro Armas tuvieron hace año y medio otra niña, a la que pusieron por nombre Mariam.

Según esta publicación, Alejandra no podía irradiar más felicidad durante su paseo por Madrid, junto a su marido, su padre, Fernando Romero y la mujer de este, Meya (Amelia) Alonso, donde disfrutaron de una tarde de compras por el centro.

Mariam, por cesárea programada

Alejandra Romero fue madre por primera vez en septiembre de 2020. La nieta del expresidente del Gobierno en el inicio de la democracia dio a luz a una niña a la que llamó Mariam, como homenaje a su madre, María del Amparo Suárez Illana, (conocida como Mariam), fallecida en 2004 después de una larga y complicada batalla contra el cáncer.

Según informaba entonces también “¡Hola!”, el nacimiento, mediante un parto programado se producía en el Hospital Nuestra Señora del Rosario en Madrid.

El próximo nacimiento vendrá a completar la felicidad de Alejandra Romero y Pedro Armas, que están a punto de celebrar su cuarto aniversario de boda (21 de abril de 2018). La pareja se dio el “Sí, quiero” en una romántica e íntima boda celebrada en la capilla del Club Puerta de Hierro, de Madrid. Alejandra y Pedro se conocieron en el colegio cuando eran todavía unos adolescentes. Sin embargo, no unieron sus vidas hasta años más tarde. Al enlace no acudió nadie de la familia Suárez, ya que la joven no tiene relación con su tío Adolfo Suárez Illana (56) desde de que reclamó -gracias a la Ley de Igualdad para la Sucesión de Títulos Nobiliarios- el ducado de su abuelo, cuando este falleció en 2014. Este título, en realidad, le hubiese correspondido a su madre, quien murió 10 años antes.

Alejandra Romero Suárez se convirtió en la heredera legítima del título, con grandeza de España, que había sido creado el 25 de febrero de 1981 por el rey Juan Carlos para ser otorgado a Adolfo Suárez como reconocimiento a su labor durante la Transición.

La Duquesa de Suárez es abogada de profesión y trabaja en un prestigioso buffete madrileño y lleva una vida anónima y lejos de los focos, como es su deseo.