MENÚ
sábado 20 julio 2019
23:58
Actualizado

Antología del disparate educativo

Cataluña y País Vasco han convertido los libros de texto y los colegios en un arma hecha a la medida de las aspiraciones nacionalistas

  • Un manual que habla de la «represión lingüística» del catalán
    Un manual que habla de la «represión lingüística» del catalán

Tiempo de lectura más de 10 min.

14 de octubre de 2012. 01:58h

Comentada
14/10/2012

Los nacionalismos en nuestro país no sólo han tenido efectos en el ámbito político, económico y social, sino que también han afectado de lleno al sistema educativo, que no ha sido ajeno a la manipulación y la desinformación. El resultado es que los alumnos de tradición nacionalista, como Cataluña y País Vasco, aunque también los de otras autonomías, como Baleares o Galicia, conocen al dedillo la historia, la geografía y la lengua de sus regiones, pero presentan déficits educativos en todo lo concerniente al conjunto de España o al resto del mundo. Dependiendo de la comunidad, podemos encontrarnos 17 versiones diferentes sobre la historia y con criterios antagónicos. De esta manera, Atapuerca, los viajes de Colón, la Guerra Civil, la firma de la Constitución o las instituciones del Estado pasan de ser fundamentales en los libros de las comunidades «tradicionales», a hechos anecdóticos en otras (si no los excluyen). Las mayores diferencias se dan en Cataluña y País Vasco, donde priman la formación sobre su región por encima de la nacional y donde se producen alteraciones importantes en la forma de explicarles los verdaderos hitos de nuestra historia. En el resto de comunidades se dibuja una nación con una gran diversidad lingüística y cultural, que reconoce las especificidades de comunidades como la catalana o la vasca, como queda ejemplificado en el libro de Geografía de editorial Teide de tercero de la ESO. La educación se convierte en una suerte de reino de Taifas en el que materias comunes como la historia quedan supeditadas a la «libre» interpretación del editor del libro de texto. La ideología se desgrana desde las primeras etapas de la educación obligatoria hasta las últimas. Así, los héroes son aquellos que luchan porque rotulen en catalán en los supermercados de su municipio ya que, según el libro de 4º de la ESO de la editorial Santillana, el Estado español ha sometido durante siglos a Cataluña.
 

Cataluña
Historia
Los Reyes Católicos, los culpables de que Cataluña forme parte del Imperio pero sin poder
Una de las áreas en las que surgen mayores controversias es la Historia. El libro de 2º de la ESO concede la misma importancia al arte andalusí que a la presencia del islam en Cataluña, que fue casi testimonial, y de la que no quedan apenas restos arquitectónicos importantes. Además, el tema seis analiza la historia de los siglos XVI al XVIII y da una versión de la anexión de la corona de Castilla a la de Aragón, que deja bien clara la obsesión por diferenciar entre España y Cataluña. Esta explicación de la historia ofrece una realidad sobre esos años bastante sesgada. La manipulación queda reflejada en numerosos capítulos del libro. Uno de estos temas explica lo que considera una de las primeras discriminaciones históricas del reino español con respecto a Cataluña. Ésta se produjo con el matrimonio entre Isabel y Fernando, un hecho que supone que «Cataluña pase a formar parte del imperio, pero como un territorio apartado de los centros de poder».
 

La Guerra Civil sólo se sufrió en territorio catalán y sus habitantes lucharon contra la ocupación nacional locupación«cruzada» franquista contra Cataluña y la multa de 2.000 pesetas por utilizar un membrete catalán
En la misma línea, los libros de texto de 4º de la ESO de la editorial Santillana insisten en la opresión a la que el Estado español ha sometido a Cataluña a lo largo de la Historia. Así, dedica el doble de espacio en enseñar cómo se forjó la aprobación del estatuto de autonomía de Francesc Maciá en 1931 que a las elecciones de 1936 y la posterior Guerra Civil. Así, intenta manipular ideológicamente a los estudiantes y destaca cuatro artículos del Estatuto, en los que se les explica que «Cataluña se constituye en región autónoma del Estado español». De esta manera, en esta edición, el respaldo de la Constitución española tiene la misma importancia que el estatuto de autonomía de 1979 si nos atenemos al espacio dedicado a cada tema. La exaltación de la catalanidad en ciertos libros llega a ser cómica. Los manuales de 4º de la ESO de Historia de Proyecte @ula son más explícitos en las criticas al franquismo y en la represión del régimen. Ya en Bachillerato, periodo de mayor efervescencia personal de los estudiantes, el discurso de estos manuales de Historia se recrudece. En ellos, se ofrece a los escolares una serie de consignas centradas en la idea de que la Guerra Civil sólo se vivió en Cataluña. Así, el texto educativo centra el interés del alumno en los bombardeos de Cataluña, los asesinatos de niños y la heroica lucha de Reus y Barcelona. Para que estos argumentos tengan cierta coherencia, ligan el fin de la guerra a la ocupación nacional de Cataluña. En el apartado de la llegada de la democracia tampoco existen referencias a lo ocurrido en España y se limita a describir el estancamiento demográfico regional y la redistribución de la población de Cataluña.

Ética y religión
José de Calasanz, el santo «catalán» que nació en Huesca
Los alumnos de 4º de la ESO que estudian el libro de Ética de Santillana ven cómo se alaban las virtudes de una democracia más participativa. En este sentido, indica que «a veces los ciudadanos tienen la impresión de que la actividad política es un monopolio de las élites y de la clase política y, como consecuencia, muy alejada de la ciudadanía. Para contrarrestar esta situación surgen los movimientos sociales, los sindicatos y las iniciativas legislativas populares. Para ejemplificar la democracia representativa, el manual recurre a dos ejemplos de democracia participativa poco representativos pero muy simbólicos: una manifestación independentista. Los alumnos que opten por Religión, pueden aprender historia, pero más concretamente la historia de la Iglesia en Cataluña, que se inicia con el supuesto viaje del Apóstol San Pablo a Hispania y las leyendas sobre su presencia en Tarragona. A lo largo de tres páginas describe la evolución de la institución y únicamente destaca a cristianos de renombre catalanes como San José de Calasanz. Sin embargo, olvida el editor del libro que el fundador de las Escuelas Pías es aragonés (Peralta de La Sal). Sólo por su pertenencia a la diócesis de Urgell le «nacionalizan» catalán. En cambio, ante la falta de referencias propias de arte religioso, destaca la obra de los italianos Bernini y Mantegna.

La cultura catalana
Cómo reinventar el Reino de Aragón en «corona catalanoaragonesa» en una misma página
La cultura catalana es uno de los pilares del manual de Ciencias Sociales, Geografía e Historia de Segundo de la ESO, que dedica un capítulo a la señera, al origen del himno catalán –con una transcripción completa de la letra– y a la Diada. Los textos se acomapañan de ilustraciones sobre la lucha de los catalanes para liberar a Francesc de Tamarit o sobre las manifestaciones independentistas contra Franco de 1977. En Ciencias Sociales de Cuarto de la ESO de La Galera, propone a los alumnos un ejercicio sobre la necesidad de la reivindicación de un estado catalán, en unión federal con el resto de nacionalidades españolas, basado en un texto de Prat de la Riba. El libro de texto de ciencias sociales de primero de ESO de la misma editorial también está repleto de carga ideologica. En primer lugar, analiza la Edad Media de la corona catalanoaragonesa –cuando sólo existían los reinos de Aragón y de Castilla– y su expansión territorial por Mallorca y País Valenciá (Valencia), que formaban parte de la corona de Aragón. Sin embargo, esta falta de rigor histórico le lleva a cometer un fallo, que quedan destapados en los mapas históricos que acompañan a la información. Así,  el mapa de la reconquista, tanto Cataluña, Valencia y como Baleares aparecen como territorios de la corona de Aragón y no catalanoaragonesa, como reza el texto. Esta falta de rigor continúa al describir la organización del estado de las autonomías actual, en el que insiste en nombrar a la Comunidad Valenciana como País Valenciá.
 

El catalán
Un estudiante nacionalista, «el hijo que toda madre quisiera tener»
En un libro de Lengua de 3º de la ESO, de la Editorial OM, elevan a la categoría de héroe a Eric Bertran, un adolescente nacionalista. Para ello, este manual en sus páginas dedicadas a aprender  el género periodístico de la entrevista, incluye una con Eric, al que define como «el hijo que toda madre quisiera tener». Para fundamentar esta idea, dice que estudia cinco idiomas, practica vela,  es voluntario de la Cruz Roja... Y manda correos amenazantes a  los supermercados de Mercadona, Leche Pascual y Día para que rotulen en catalán. El mensaje de Éric Bertran quedaba  claro en 2004. De no cumplirse sus peticiones: «No les pediré otra vez a las buenas, les vendrá mi organización, y no creo que simpáticamente». Al recibir la Guardia Civil de Blanes (Gerona) la denuncia por parte de los supermercados, ésta entró en el domicilio de Éric para que él y sus padres tomaran testimonio de lo sucedido. La instrucción del caso llegó a la Audiencia Nacional y allí fue archivado.  En el mismo libro de texto para defender la importancia del catalán, se remarca que, en cuestión de número de parlantes,  se sitúa «por delante» del eslovaco, el danés y el noruego, entre otros.
 

País Vasco
Ética
El Estatuto de Guernica, el referente para los alumnos
Los manuales del País Vasco también han sido modificados respecto a los que se utilizan en el resto de España. Así, mientras un manual de Madrid destaca la importancia de instituciones como la Constitución y su importancia como sustentadora de los valores de la sociedad, en los libros del País Vasco se omiten estas referencias y las sustituyen por instituciones locales. Así lo refleja el manual de Ética de 4º de la ESO acerca a los alumnos la importancia de los valores morales y de qué manera guían el comportamiento de una persona. La importancia de los valores queda recogida en la legislación y en las instituciones, pero parece que son distintas según el lugar en el que se estudie. Los alumnos vascos deben buscar los valores de las leyes «en el texto del Estatuto de Guernica o en su defecto en alguna norma legal vigente». Sin embargo, en los libros de texto utilizados en Madrid se propone a los estudiantes  que hagan el mismo ejercicio, pero la norma de referencia es la Constitución. De hecho, ambos libros de texto ilustran sus páginas con una imagen representativa de las instituciones que sostienen estos valores. Mientras que en la Comunidad de Madrid la imagen corresponde a la firma de la Constitución por el Rey en 1978, en la edición vasca es la del Palacio de Justicia de Bilbao.
 

Historia
Altamira y Atapuerca desaparecen de la Prehistoria
La Historia también es una materia de conflicto en el País Vasco. Un ejemplo representativo es el capítulo del paso del franquismo a la Democracia. Mientras en los manuales de la Comunidad de Madrid se destacan las primeras elecciones democráticas de junio de 1977, con apartados que ejemplifican la importancia de la noticia para relevantes políticos, escritores y artistas, el hecho más importante de ese periodo histórico para los alumnos vascos, en dicho manual, es el Festival de San Sebastián y la filmografía de la Filmoteca vasca como fuente de interés histórico. Con los viajes de Colón también provocan controversia y convierten la génesis del nuevo mundo como un «hito» casi propio. Así el libro de 4º de la ESO ilustra los viajes del almirante con una imagen de «La Vizcaína», una de las carabelas del cuarto viaje a América, a la que dedica una notable extensión. Esta situación también se da en Navarra, donde el capítulo dedicado a Colón en la génesis del mundo moderno, se sustituye por un acto conmemorativo celebrado en San Sebastián sobre el origen del cacao, eso sí, importado de América. En cuanto a la importancia de los yacimientos españoles para conocer la verdadera dimensión de la prehistoria, omite Atapuerca (Burgos) para destacar un yacimiento inca. El manual de primero, en el que en toda España destaca los hallazgos de Altamira, repite el ejemplo del libro de cuarto y destaca las cuevas de Deba (Vitoria) y de Jokano (Álava).



 

Últimas noticias