MENÚ
lunes 26 agosto 2019
07:33
Actualizado

El PP culpa del déficit a CiU por su «sistemático apoyo» al Gobierno

El presidente del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández, clausuró la convención municipal.

  • Alberto Fernández pronunció la conferencia de clausura de la convención municipal del PP celebrada en Barcelona
    Alberto Fernández pronunció la conferencia de clausura de la convención municipal del PP celebrada en Barcelona
Barcelona.

Tiempo de lectura 4 min.

10 de abril de 2011. 00:49h

Comentada
Barcelona. 10/4/2011

El PP en Cataluña goza de buena salud. Después de obtener el mejor resultado de su historia en las pasadas elecciones autonómicas, espera hacer lo propio en las municipales. Y lo hace, además, con el objetivo de ser la fuerza decisiva en un ayuntamiento tan esquivo y monolítico como el de Barcelona.

No en vano, para los populares sería la primera vez que accederían a una gran institución catalana. Con este escenario y la clausura de la convención municipal del PP, el presidente popular en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández, lanzó duras críticas a CiU por su apoyo a las políticas del Gobierno y, por lo tanto, como corresponsables de la situación económica.

En su discurso de clausura, Fernández acusó al presidente de la Generalitat, Artur Mas, de «esconder» su responsabilidad en las políticas económicas del Gobierno cuando apela a «plantar cara a Madrid». «CiU siempre ha sido un aliado estratégico» del Gobierno, añadió, y es «una lástima» que no le plantara cara hace un año, porque «ahora no tendríamos ni a Zapatero, ni al PSOE, y tendríamos un nuevo Gobierno en España». Unas políticas que, a la sazón, «están pagando todos los catalanes», apuntó Fernández.

Las cuentas de Barcelona
El popular advirtió de que la factura de la crisis recaiga en Barcelona: «No podemos permitir que la Generalitat haga recaer en la ciudad los años de incumplimiento del Gobierno de Cataluña con Barcelona y los déficits históricos nunca subsanados».

A poco menos de dos meses de las elecciones, Fernández hizo un repaso de las líneas generales de su programa. Defendió, por ejemplo, un Ayuntamiento que gobierne con «mano de hierro», sin complejos, contra la delincuencia y «recordando a los inmigrantes que deben respetar la sociedad que les acoge».

«Barcelona es una ciudad de acogida pero también exigente, y aquellas personas que vienen a encontrar una oportunidad que  no encontraron en sus países de origen, deben saber que deben integrarse, cumplir la ley, sus obligaciones y respetar la sociedad, ciudad y país que les acoge». Por lo que  «no se puede apelar a la religión, costumbres o país de origen para infringir las normas de nuestra convivencia».

El dirigente del PP también tuvo palabras de elogio para la Iglesia y su obra social al compensar las limitaciones de los servicios públicos y lamentó los ataques que la religión católica recibe: «Critican a la Iglesia católica, porque con Alá es difícil que se metan». Por ello, Fernández apostó por las políticas municipales a favor de la familia, porque, en su opinión, «subsana las carencias de la sociedad en valores y servicios», y por promover servicios especializados que permitan que los ancianos sean atendidos con la «dignidad y el respeto» que merecen.

El popular aprovechó la ocasión para mostrar su apoyo a la manifestación contra ETA que ayer tenía lugar en Madrid y recordó también a los políticos asesinados por la banda terrorista.

La carrera de las municipales
Después de los buenos resultados obtenidos en las pasadas elecciones autonómicas, el PP de Alicia Sánchez-Camacho se ha fijado como objetivo para las  municipales del 22 de mayo duplicar el número de cargos electos que la formación en Cataluña, que actualmente son 284. En la siguiente convocatoria aspiran a alcanzar los mil representantes municipales.  El PP participa en la actualidad en 34 gobiernos municipales, entre los que destacan Blanes, Premià de Dalt, Cunit o Lloret de Mar. Los populares tienen tres alcaldías en su poder, la más importante de ellas es Creixell (Tarragona), con una población de 3.000 habitantes. Las plazas más importantes en las que los populares han gobernado en el pasado fueron la alcaldía de Sant Andreu de Llavaneres y en Tarragona, donde participaron con CiU.
 

«Hay que salir de la crisis, no de España»
El presidente del grupo municipal del PP en Barcelona, Alberto Fernández, criticó la participación del alcadable de CiU, Xavier Trias en el simulacro de consulta independentista que hoy se celebra en Barcelona. «Si para Trias la prioridad es salir de España, la mía es salir de la crisis», apuntó, tras decir que mientras su reto es que Barcelona gane competitividad, para CiU y ERC es «competir por ver quién es más independentista». La consulta, añadió, supone estrategias de «confrontación, división y exclusión» que no concuerdan con el espíritu «abierto e integrador» de la capital catalana.
 

Últimas noticias