MENÚ
domingo 19 mayo 2019
10:25
Actualizado

España concede a Marruecos más de un millón al mes en subvenciones

Desde julio de 2009 Rabat ha recibido 14,5 millones, pese a las tensas relaciones

  • El último desencuentro se produjo en la frontera de Melilla. Marruecos denunciaba agresiones a sus ciudadanos y las policías españolas eran vejadas e incluso golpeadas. G
    El último desencuentro se produjo en la frontera de Melilla. Marruecos denunciaba agresiones a sus ciudadanos y las policías españolas eran vejadas e incluso golpeadas. G
  • El 18 de diciembre de 2009 comenzaba el primero de 32 días de tensión. Marruecos denegó la entrada de la activista Aminatu Haidar, que inició una huelga de hambre. Tras numerosas negociaciones, España reconoció que en el Sahara prima la ley marroquí.
    El 18 de diciembre de 2009 comenzaba el primero de 32 días de tensión. Marruecos denegó la entrada de la activista Aminatu Haidar, que inició una huelga de hambre. Tras numerosas negociaciones, España reconoció que en el Sahara prima la ley marroquí.

Tiempo de lectura 4 min.

27 de octubre de 2010. 02:17h

Comentada
27/10/2010

MADRID- Protestas contra España, boicots en las fronteras, agresiones a las agentes españolas, quejas porque los helicópteros de nuestro país molestan el descanso de su rey... Provocativa, cuanto menos, ha sido y es la actitud de Marruecos respecto a España, cuyo último episodio de tensión se vivió hace pocos meses en Melilla. Y, sin embargo, el Gobierno español sigue concediendo ayudas millonarias a un país que no deja de exigir lo inexigible, de aumentar la tensión en las fronteras y en el Sahara. En los últimos 14 meses, desde julio de 2009, España ha donado a Marruecos más de 14,5 millones de euros, esto es, más de un millón al mes para proyectos de cooperación.

El primer paquete de ayudas que abre esta estadística alcanzó los 2.949.156 euros. La partida más alta (2,3 millones) formaba parte de las subvenciones a organizaciones no gubernamentales de desarrollo para trabajos en diferentes países y, en el caso de Marruecos, se costearon proyectos como el «Programa Al Mutamid 09», que persigue el entendimiento entre los pueblos del Mediterráneo y que recibió, prácticamente, lo mismo que otro trabajo para «menores en situación de riesgo».

Ese mismo mes de julio se falló el primer procedimiento de las ayudas de convocatoria abierta y permanente para actividades de cooperación: 560.568 euros para, entre otros, un libro-disco sobre la «diversidad de las músicas de Marruecos», una exposición sobre «el patrimonio caligráfico del islam de occidente» o el fortalecimiento de sus conservatorios musicales.

Otros 2.041.646 millones dedicó el Ejecutivo al reino alauí entre agosto y noviembre del año pasado. Se patrocinó, por ejemplo, la «constitución del foro de juristas hispanomarroquí» (80.000) o un festival musical (80.000).

Diciembre fue complicado por el caso de la activista saharaui Aminatu Haidar. Un episodio polémico que duró 32 días y que concluyó con el reconocimiento por parte de España de la soberanía marroquí en el Sahara. Ese mes se concedieron 284.000 euros para la cooperación con Marruecos, mientras que desde febrero a mayo fueron más de 7,3 los millones destinados. De esa cantidad, 5 millones fueron para apoyar el sistema de salud del país, aunque también se invirtió en un curso de artesanía (500.000 euros).

Fue en mayo cuando Marruecos volvía a tensar la cuerda de las relaciones exigiendo poner fin a la «ocupación» de Ceuta y Melilla, inicio de lo que unos meses después iba a ser todo un conflicto. Y para avivar aún más una situación que comenzaba a no ser de total cordialidad, en junio, el rey Mohamed VI obligaba a detener el paso de helicópteros españoles que iban a Alhucemas porque pasaban muy cerca de su yate en sus días de descanso.

Entonces llegó julio, con más dinero y más enfrentamientos. Comenzaban los problemas en la frontera. Marruecos denunciaba el maltrato a cinco de sus ciudadanos en la frontera con Melilla y España aprobaba otros 971.000 euros en ayudas. No fue la única protesta y hasta finales de agosto se produjeron boicots, agresiones y vejaciones a las agentes españolas del paso, retención de periodistas y la intervención del Rey Don Juan Carlos. Al mes siguiente, el Gobierno de Zapatero daba luz verde a otra partida de cooperación de casi un millón de euros para, entre otros, un foro de juristas o la edición de «3 CD-ROM de Resumen del Festival de Laúd Árabe de Tetuán»...


Últimas crisis
El «caso Haidar»
- El 18 de diciembre de 2009 comenzaba el primero de 32 días de tensión. Marruecos denegó la entrada de la activista Aminatu Haidar, que inició una huelga de hambre. Tras numerosas negociaciones, España reconoció que en el Sahara prima la ley marroquí.
Los helicópteros y el rey
- En junio de este mismo año, el rey de Marruecos, Mohamed VI, protestó oficialmente porque los helicópteros españoles pasaban muy cerca de su yate cuando se dirigían al Peñón de Alhucemas. España le pidió perdón y los vuelos fueron suspendidos temporalmente.
Frontera «caliente»
-El último desencuentro se produjo en la frontera de Melilla. Marruecos denunciaba agresiones a sus ciudadanos y las policías españolas eran vejadas e incluso golpeadas. Grupos cercanos a Mohamed VI organizaron boicots para evitar la entrada de productos a la ciudad. Fue necesaria la intervención del Rey Don Juan Carlos.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs
Política USA by José María Peredo
Europas