MENÚ
martes 23 octubre 2018
17:01
Actualizado
  • 1

Decretan la libertad de Ibon Iparraguirre por su grave estado de salud

La Audiencia Nacional ha decretado la puesta en libertad con medidas cautelares del presunto etarra Ibon Iparraguirre Burgoa en una de las causas en las que está procesado debido al "grave estado de salud" en el que se encuentra, lo que permitirá su próxima salida de la cárcel, según informaron fuentes jurídicas y penitenciarias.

  • Decretan la libertad de Ibon Iparraguirrepor su grae estado de salud
    Decretan la libertad de Ibon Iparraguirrepor su grae estado de salud
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

14 de octubre de 2011. 16:43h

Comentada
Madrid. 14/10/2011

Así consta en un auto dictado este viernes por la Sección Primera de la Sala de lo Penal en el que se avala la salida de prisión de Iparraguirre Burgoa en la causa en la que está procesado por un delito de integración en organización terrorista.

El tribunal le impone la obligación de que comparezca dos veces al mes en el juzgado más próximo a su domicilio, siempre y cuando sea "puesto en libertad" en los otros procedimientos que se siguen en su contra.

El tribunal, integrado por los magistrados Javier Gómez Bermúdez, Manuela Fernández de Prado y Ramón Sáez, adopta esta decisión por "el grave estado de salud del procesado, el tiempo que lleva privado de libertad y el estado del procedimiento", que se encuentra en la fase final de la instrucción.

La defensa de Iparraguirre Burgoa, condenado a 11 años de prisión por dos atentados cometidos por el 'comando Tontor' de ETA en 2008, solicitó su puesta en libertad provisional por "razones humanitarias" tras entregar varios informes médicos que acreditaban su "deteriorado estado de salud".

La situación de libertad provisional en esta causa, que se une a otra de ocho años de cárcel que se encuentra recurrida ante el Tribunal Supremo, permitirá la próxima excarcelación de Iparraguirre, ya que la Junta de Tratamiento de la cárcel de Basauri propondrá la aplicación del artículo 100.2 del Régimen Penitenciario para que el preso pueda seguir cumpliendo en su domicilio bajo control telemático la única condena que ha adquirido firmeza, de tres años de prisión, informaron fuentes penitenciarias.

En concreto, el recluso fue condenado en septiembre pasado por la Sección Segunda de la Sala de lo Penal a ocho años de prisión por colocar dos artefactos en mayo de 2008 en la empresa 'Construcciones Amenabar', concesionaria de las obras del Tren de Alta Velocida (TAV), aunque, según fuentes jurídicas, está condena no es firme porque está recurrida ante el Tribunal Supremo.

La defensa de Iparraguirre también ha solicitado la puesta en libertad de su cliente en la causa en la que cumple tres años de prisión por colocar, el 20 de abril de 2008, un artefacto explosivo en la sede del PSE de la localidad guipuzcoana de Elgoibar. La decisión, que correrá a cargo de la Sección Primera, está pendiente de que la Fiscalía se pronuncie al respecto.

Los firmantes del denominado Acuerdo de Gernika, entre los que se encuentran EA, Aralar, Alternatiba, el sindicato LAB y el Movimiento Pro Amnistía, han reclamado en las últimas semanas junto al PNV la puesta en libertad del preso, que se encuentra ingresado desde el pasado lunes en el hospital bilbaíno de Basurto.

A las puertas del hospital, el dirigente de la izquierda abertzale Tasio Erkizia, la abogada Lorea Bilbao y la edil bilbaína de Bildu Ana Etxarte han reclamado este viernes su puesta en libertad, al considerar que Iparraguirre es víctima de una "cruel" política penitenciaria en un momento político en el que "se abren puertas a la esperanza".

Últimas noticias