MENÚ
miércoles 18 septiembre 2019
07:36
Actualizado

La osteoporosis afecta a más de tres millones de personas en España

La alta prevalencia entre los españoles, así como la elevada cuantía económica asociada a esta enfermedad crónica hace que las campañas de concienciación resulten fundamentales

  • A la izquierda, un hueso con osteoporosis; a la derecha, un hueso sano
    A la izquierda, un hueso con osteoporosis; a la derecha, un hueso sano
Chinchón (Madrid).

Tiempo de lectura 4 min.

19 de octubre de 2012. 16:37h

Comentada
Chinchón (Madrid). 19/10/2012

Afecta a más de tres millones y medio de personas en España y, sin embargo, más de la mitad de los pacientes desconocen que la padecen. El 20 de octubre se celebra el Día Mundial de la osteoporosis, la enfermedad metabólica ósea más frecuente en el ser humano. Bajo el lema «Para en la primera: que tu primera fractura sea la última», el principal objetivo es concienciar a profesionales sanitarios, pacientes, familiares e instituciones de la importancia de una patología tan prevalente como la diabetes o la EPOC.

La osteoporosis, literalmente significa «hueso poroso», es una patología crónica que causa 65.000 fracturas de cadera al año. Se caracteriza por un aumento de la fragilidad del hueso y la posibilidad de sufrir fracturas. Una de cada tres mujeres y uno de cada cinco hombres mayores de 50 años sufrirán algún tipo de lesión por debilidad ósea. Según el doctor Manuel Díaz, presidente de la Fundación Hispana de Osteoporosis y Enfermedades Metabólicas Óseas -Fhoemo-, «en el mundo hay 75 millones de personas afectadas. Al aparecer la primera fractura hay que hacer lo posible, con los pertinentes tratamientos, para evitar que aparezca una nueva». Se trata de una enfermedad que «es más común en mujeres, ya que desarrollan menos cantidad de hueso y viven más años. La menopausia también es un factor fundamental. Aproximadamente, el 25 por ciento de mujeres mayores de 50 años tiene una o más fracturas vertebrales», expuso el doctor Díaz.. La Fundación Internacional de la Osteoporosis -IOF- indica que las fracturas por fragilidad no son un accidente, sino señales de alerta. "La fractura es la punta del iceberg. Una persona que haya sufrido una lesión osteoporótica, si no recibe un diagnóstico y tratamiento adecuado, presenta el doble de probabilidad de sufrir una nueva fractura", declaró el doctor Díaz.
 

Diagnóstico pobre

El diagnóstico sigue siendo pobre y el tratamiento, muchas veces, inexistente. El doctor Manuel Sosa, presidente de Socaos -la sociedad canaria de osteoporosis- y coordinador del grupo de investigación en osteoporosis y metabolismo mineral de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, hizo hincapié en la importancia de un diagnóstico precoz debido a las consecuencias que conllevan las fracturas, causantes de columnas colapsadas, pérdidas de estatura e incluso insuficiencias respiratorias. «No se ha avanzado mucho en cuanto a tecnologías. Las escalas "FRAX" o "Qfracture" sirven para estimar el riesgo de fractura a largo plazo. Actualmente existen trece fármacos generales, de los que sólo cinco reducen el riesgo de sufrir una fractura de cadera. Hay antirresortivos y anabolizantes para el tratamiento de la osteoporosis en fase de desarrollo», comentó el doctor Sosa.
 

Las fracturas osteoporóticas se producen con mayor frecuencia en las vértebras, muñecas y caderas. Pueden ocasionar dolor agudo, una notoria pérdida de movilidad e incluso la muerte. De hecho, entre el 20 y el 25 por ciento de las víctimas de fracturas de cadera fallecen al primer año. Además, estas lesiones provocan que las mujeres mayores de 45 años permanezcan ingresadas en el hospital más tiempo que si se tratara de enfermedades como el infarto de miocardio o el cáncer de mama. Los costes asociados a los ingresos hospitalarios, motivados por la osteoporosis, son muy significativos en España. Según la IOF, más de 126 millones de euros son generados directamente, aunque la cifra total alcanza los 420 millones.

Factores de riesgo y prevención

Una pérdida de tres centímetros de altura, la menopausia prematura -antes de los 45 años-, un tratamiento prolongado con glucocorticoides -prednisona o prednisolona- , trastornos digestivos, antecedentes familiares de osteoporosis, artritis reumatoide… son algunos de los principales factores de riesgo. El doctor Antonio Torrijos, vicepresidente de Fhoemo y reumatólogo del Hospital La Paz, de Madrid, destacó los pilares sobre los que debería asentarse la prevención. Una buena dieta -rica en calcio-, realizar ejercicio físico habitualmente, exponerse a la radiación solar para conseguir los niveles de vitamina D recomendados; así como abandonar el tabaco y el alcohol resulta crucial. Por otra parte, es importante evitar el riesgo de sufrir caídas. «El 70 por ciento se producen en el propio hogar. El cuarto de baño es el lugar más frecuente donde se ocasionan fracturas de cadera», destacó el doctor Torrijos, quien también otorgó relevancia a la utilización de un calzado adecuado, a evitar los suelos deslizantes, y al óptimo uso de fármacos.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs