Cancelada la marcha de Año Nuevo en Hong Kong al comenzar enfrentamientos

Los manifestantes han formado cadenas humanas y protestas en centros comerciales

La marcha de Año Nuevo a la que acudían este miércoles decenas de miles de hongkoneses terminó antes de lo previsto después de que los organizadores se vieran obligados a cancelarla a petición de la Policía.

Durante la marcha, organizada por el Frente Civil de Derechos Humanos, grupo que en otras ocasiones ha logrado movilizar a más de un millón de personas, los manifestantes volvieron a recordar al Gobierno, a través de pancartas y eslóganes, las demandas del movimiento prodemocrático.

No obstante, y aunque había sido autorizada por la Policía, el cuerpo finalmente pidió al Frente que pusiera fin a la marcha después de que algunos manifestantes vandalizaran una sucursal del gigante bancario HSBC, lo que provocó que los agentes les rociaran con gas pimienta.

A las 18:00 horas locales (10:00 GMT), el Frente pidió a los manifestantes que abandonaran la marcha lo antes posible.

Miles de personas han comenzado a marcharse pero acusan a la Policía de "atrapar a la multitud", mientras que otros manifestantes, situados en primera línea, han formado cadenas humanas sin aparente intención de marcharse, informa el rotativo South China Morning Post.

El periódico asegura también que la Policía comenzó sobre esa hora a lanzar gas lacrimógeno para dispersar a los manifestantes en la zona de Wan Chai.

Por otra parte, la Policía detuvo en la tarde de hoy a cinco personas, entre ellos un menor de 13 años, por poseer "porras, mazos, palas y otras armas ofensivas", informó el cuerpo en un comunicado.

Decenas de miles de personas se habían reunido, bajo un cielo gris, en el Parque de la Victoria pasadas las 14:00 horas locales (06:00 GMT) antes de proseguir hacia la zona peatonal de Chater Road, en pleno centro financiero de la ciudad.

La marea de camisetas negras -color que suelen usar los manifestantes- se movía acompañada de otros que prefirieron disfrazarse de personajes de ficción como el Capitán América y de quienes optaron por cantar el himno "Gloria a Hong Kong" y ondear banderolas con los lemas "Caminamos hombro con hombro. Cinco demandas, ni una menos!" y "Sigamos luchando juntos en 2020".

Las demandas de los manifestantes incluyen la retirada del proyecto de ley (ya conseguida), una investigación independiente sobre la brutalidad policial a la hora de reprimir las protestas, la amnistía a los más de 6.000 detenidos hasta la fecha, la retirada del término "revuelta" a la manifestación del 12 de junio, y el sufragio universal para elegir al jefe del Ejecutivo local.

No en vano, la excolonia británica arrancó el 2020 con celebraciones que se vieron eclipsadas por diversas protestas a lo largo de la noche del martes al miércoles y por enfrentamientos en las calles entre manifestantes y agentes policiales.

Aunque los enfrentamientos no fueron tan intensos como en otras ocasiones, el distrito comercial de Mong Kok vio como los manifestantes más radicales bloqueaban carreteras, provocaban incendios e interrumpían el tráfico.

En respuesta, la Policía lanzó gas lacrimógeno y pelotas de goma para dispersar a los manifestantes.