Actualidad

El Parlamento Europeo blinda la capacidad de veto de España sobre Gibraltar

“Apoya” que el Peñón no se incluya en los acuerdos entre la UE y Londres: los que se negocien por separado requerirán la aprobación española

Una delegación de las Cortes visita este miércoles el Parlamento Europeo para abordar temas de despoblación e igualdad
El Parlamento Europeo respalda los acuerdos para que España tenga la última palabra sobre el Peñón CORTES DE CASTILLA-LA MANCHA

Un paso más en la cadena de pasos que preparan el camino a la salida de Reino Unido del club europeo. El Parlamento de Estrasburgo (PE) ha dado este miércoles su apoyo específico a la capacidad de España de vetar cualquier acuerdo entre la UE y el Reino Unido sobre Gibraltar, ya incluido en las directrices negociadoras de la Comisión Europea para la futura relación con los británicos.

En una resolución sobre la postura de la Eurocámara de cara a esas negociaciones, aprobada por 543 votos a favor, 39 en contra y 69 abstenciones, los eurodiputados se muestran partidarios de esta posibilidad de veto para España, que ya se había fijado durante la negociación del acuerdo de retirada que fijaba los términos del divorcio del Reino Unido y la UE.

El Parlamento "apoya las directrices negociadoras que señalan que Gibraltar no estará incluido en el alcance territorial de los acuerdos que se concluyan entre la UE y el Reino Unido, y que cualquier acuerdo por separado requerirá el acuerdo previo del Reino de España".

Se trata del mismo principio que recoge el mandato negociador propuesto por Bruselas al que los Estados miembros deben dar su visto bueno el próximo 25 de febrero, y también el pacto de retirada acordado entre Londres y Bruselas.

"Sin perjuicio de las competencias de la Unión y en total respeto con la integridad territorial de sus Estados miembros (...), los acuerdos separados requerirán un acuerdo previo de España", afirmaba la declaración.

Como Gibraltar quedará excluido del alcance del pacto que negociarán Londres y Bruselas durante este año, el Reino Unido y la UE tendrían una futura mesa de negociación “separada y paralela” para tratar la relación con este territorio, en la que España deberá estar “involucrada” y “dar su acuerdo a todos los elementos en un acuerdo específico sobre Gibraltar”.

La Comisión Europea aún no ha publicado su propuesta de mandato para esta negociación, pero fuentes comunitarias confían en que pueda plantearse en los próximos meses y cerrarse antes del 1 de enero de 2021 para evitar una situación de divorcio duro en una frontera clave para la parte española de la región y el propio Peñón.