El coronavirus llega al Amazonas

Los indígenas exigen a Bolsonaro que tome medidas para frenar su expansión en la Amazonía

Thumbnail

Cuanta una leyenda que los indígenas Kaapor cantan a la luz de la luna, mientras pintan sus rostros y espalda con pigmentos negros, que un día llegará “una bestia” capaz de arrasar bosques y almas. La profecía se ha cumplido. Pero aunque dados los aconteciendo pareciera que esa criatura haya tomado la forma del presidente Jair Bolsonaro, los indígenas y en general el Amazonas, enfrentan otra amenaza mayor.

Indígenas publicaron ayer un manifiesto en el que exigen a Bolsonaro medidas de emergencia para combatir el “gravísimo escenario” provocado por el coronavirus y frenar su expansión en la Amazonía​.

Se da después de registrarse el primer contagio registrado entre las más de 300 tribus nativas que viven en las zonas remotas del país más grande y más poblado de Iberoamérica: una mujer de 20 años de la tribu Kokama.

El caso se localizó en el distrito de Santo Antonio do Iá, cerca de la frontera con Colombia y más de 800 kilómetros río arriba de Manaos​, la puerta de entrada a jungla más extensa del mundo, que se desparrama sobre unos 3,6 millones de kilómetros cuadrados.

Bajo el paraguas del Fórum Nacional Permanente en Defensa de la Amazonía, un total de 115 entidades representantes de pueblos indígenas se unieron para advertir a las autoridades de la “necesidad” de adoptar medidas de prevención y asistencia ante la crisis sanitaria del coronavirus​.

"Dependemos de la voluntad y competencia políticas de los gobernantes para mitigar los daños de esta pandemia", advierte el manifiesto, difundido un día después de que se confirmara el primer caso de coronavirus en una indígena del estado de Amazonas.

Comunidades vulnerables

Al ser las comunidades "más vulnerables" y con menos capacidad material en hacer una "autoprotección", las instituciones exigen la creación de un Comité Virtual que, coordinado por la Presidencia de la República de Brasil, proponga "medidas, políticas y programas a favor de las poblaciones de los bosques".

En concreto, piden un “plan de contingencia para brotes y epidemias”, teniendo en cuenta las “especificidades” de sus pueblos y sus “formas de vida comunitarias, que sin duda facilitan la rápida propagación del virus”.

En este sentido, reclaman dotar a las comunidades de equipos y material sanitario para “evitar el desplazamiento a ciudades ya afectadas por el coronavirus​”, así como el envío de “cestas básicas con alimentos para las familias más vulnerables”.

"Exigimos a las organizaciones internacionales, principalmente a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la disponibilidad de pruebas de carácter especial y urgente", añade el manifiesto.

Ayudas económicas

Los pueblos de la Amazonía también exigen un conjunto de medidas económicas mientras dure la pandemia, como la suspensión de las facturas de los servicios esenciales de electricidad y agua, además de ayudas financieras mensuales a las familias que se benefician de programas sociales.

Algunos países privilegian la economía otros la salud de la población. Aquí, una muestra de lo que está pasando...

Por último, solicitan a las autoridades la prohibición del acceso a los territorios indígenas de personas "no autorizadas o vinculadas a los servicios de asistencia básica", especialmente de los turistas.

Según el último balance del Ministerio de la Salud de Brasil​, el país ha registrado alrededor de 327 muertes y más de 8.000 casos de coronavirus, entre ellos el de una indígena de 20 años de la etnia Kokama, en el estado de Amazonas (norte).