Rusia y China arremeten contra EE UU por su “doble rasero” al sofocar a los manifestantes

Ambos países critican que Trump defiende a los que protestan en Hong Kong pero carga contra los estadounidenses que se movilizan contra el racismo

Protest over George Floyd death in Los Angeles
Un manifestante es arrestado por la policía en Minneapolis 01/06/2020 ONLY FOR USE IN SPAINSarah Reingewirtz/Orange County / DPA Sarah Reingewirtz/Orange County

Los grandes rivales de Estados Unidos en el escenario internacional están aprovechando las protestas antirracistas en Estados Unidos para arremeter contra las políticas del presidente Donald Trump. El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Zhao Lijian, lamentó la “enfermedad crónica” que sufre EEUU con el racismo y criticó “la violencia policial” de este país a la hora de atajar “la gravedad del problema del racismo".

El Gobierno de Donald Trump ha sido muy crítico con la respuesta de las autoridades chinas frente al movimiento pro democracia de Hong Kong. Y ahora, Pekín, que se caracteriza por no hacer declaraciones sobre política interna de otros países regida bajo el principio de no injerencia, ha decidido lanzar un dardo en el centro de la diana a de Washington al critica la actuación policial de las fuerzas del orden contra los manifestantes.

Para el portazo Zhao Lijian supone “un caso de doble rasero de renombre mundial”. Por qué Estados Unidos trata como héroes a los partidarios de la violencia y la supuesta independencia de Hong Kong, calificando al mismo tiempo de ‘agitadores’ a aquellos que denuncian el racismo?”, se preguntó.

En la misma línea apuntó la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajárova, quien ha asegurado que EEUU ha perdido el derecho de “hacer comentarios a cualquiera persona en este planeta sobre derechos humanos” sobre todo por la respuesta policial de EE UU a los manifestantes que protestan por el asesinato de George Floyd asfixiado por una agente de policía en Minneapolis.

“Desde finales de mayo hasta principios de junio de 2020 del siglo XXI, Estados Unidos está perdiendo cualquier derecho de hacer comentarios sobre cuestiones de derechos humanos a cualquier persona en este planeta. Actualmente ya no tienen este derecho”, señaló Zajárova al canal Rossiya-1.

Desde Hong Kong, la jefa de gobierno de este territorio autónomo, Carrie Lam, acusó a los gobiernos extranjeros de “doble rasero”. Lam, alineada con las política de Pekín, ha sido muy crítica con la decisión de EEUU de eliminar el trato preferencial hacia Hong Kong que se le da desde EEUU en respuesta a los planes de Pekín de limitar recortar los derechos de los habitantes de este territorio.

“Están muy preocupados por su propia seguridad nacional, pero cuando se trata de nuestra seguridad nacional ellos ven con lentes desenfocadas”, dijo Lam en una conferencia de prensa semanal. “Vemos en Estados Unidos cómo los gobiernos locales están gestionando los disturbios, en comparación con la postura que adoptaron cuando casi los mismos disturbios ocurrieron en Hong Kong el año pasado”.

El martes, el líder de Hong Kong criticó el “doble rasero” de los gobiernos extranjeros sobre la seguridad nacional, señalando los actuales disturbios en los Estados Unidos como un ejemplo de cómo las actitudes diferían entre los asuntos nacionales y extranjeros. “Recientemente hemos visto este tipo de doble rasero más claramente, con los disturbios en los Estados Unidos”, dijo el presidente ejecutivo Carrie Lam.

“Podemos ver cómo han reaccionado las autoridades locales. Pero el año pasado, cuando tuvimos disturbios similares en Hong Kong, ¿cuál era su posición?. Toman muy en serio la seguridad nacional de su propio país, pero por la seguridad de nuestro país, especialmente la situación en Hong Kong, lo están mirando a través de lentes polarizados”, dijo.

Hua Chunying, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, se limitó a publicar un tuit en el que decía “no puedo respirar”, frase empleada tanto por George Floyd momentos antes de morir. Hua respondió así a un tuit de la portavoz del Departamento de Estado de EEUU, Morgan Ortagus, quien en un tuit previo manifestó que “las personas amantes de la libertad en todo el mundo deben respetar el estado de derecho y rendir cuentas al Partido Comunista Chino, que ha incumplido flagrantemente sus promesas al pueblo de Hong Kong”.