¿Qué se juega Joe Biden en la Convención Demócrata?

Arranca la cita más importante para el Partido Demócrata: la nominación oficial de Biden como candidato a la presidencia de EE UU. Este año, la convención se produce en plena pandemia y tras una larga lucha de indentidad en las filas demócratas

Esta noche, a las 3 de la mañana del martes, hora española, arranca la Convención Nacional Demócrata. Es la primera Convención en la era del coronavirus y las expectativas son enormes. A escasas horas de que se inaugure la Convención del Partido Demócrata, en la que se nominará oficialmente a Joe Biden como candidato a la presidencia de Estados Unidos, entrevistamos a Ashley Koning, directora del Eagleton Center for Public Interest Polling de la Universidad de Rutgers (en Nueva Jersey).

Para la investigadora, el hecho de que este año la convención sea virtual, va a suponer todo un reto a la hora de demostrar “entusiasmo” y será muy interesante observar cómo se verá reflejado en las encuestas. Precisamente, generar entusiasmo ha sido una de las asignaturas pendientes de la campaña de Biden, pues en las filas demócratas parece primar el voto “anti-Trump”, más que un apoyo expreso al ex vicepresidente Biden.

¿Cómo mostrarán los demócratas energía, entusiasmo y fuerza a través de una convención virtual?

Va a ser todo un reto para ambos partidos congregar el mismo nivel de entusiasmo durante una convención virtual que en las del pasado. Esto es un asunto particular para la campaña de Biden, que ha estado exenta de entusiasmo por parte de sus bases a lo largo de toda la carrera. Los votantes claman constantemente que su voto será más bien contra Donald Trump que en apoyo a Biden. Los demócratas solo pueden esperar que el tiempo que han pasado planeando el formato y el modo de fomentar la interacción y el compromiso virtual dé buenos resultados y anime a las bases en apoyo a su nominado.

¿Beneficia a Joe Biden que la Convención Demócrata sea la primera?

La convención del partido en el Gobierno siempre se ha realizado en segunda posición desde 1956, por lo que el orden de este verano es más una tradición que una estrategia. Lo interesante este año es que originalmente las convenciones iban a estar mucho más espaciadas en el tiempo, pero finalmente los demócratas la pospusieron debido a la pandemia. Dos convenciones tan cercanas en estos tiempos tan inauditos otorgarán una interesante comparativa al inicio de la temporada electoral.

Muchas figuras del partido como Bill y Hillary Clinton o Barack y Michelle Obama hablarán durante estos días, pero a jóvenes demócratas como Ocasio-Cortez solo se les dará un minuto... ¿Qué mensaje se lanza por parte del Partido Demócrata?

El Partido Demócrata, en los últimos años, ha luchado con su identidad, siendo arrastrado entre un ala más progresista y un ala más moderada. Al igual que en 2016, el nominado del partido en 2020 vuelve a ser del lado moderado después de una prolongada pelea durante las primarias con el progresista Bernie Sanders. Pero al igual que el propio Sanders ha declarado, el partido está más preocupado por vencer a Trump en este momento y ya discutirán los asuntos más progresistas más adelante. Especialmente cuando el Partido Demócrata intenta cortejar a votantes moderados, indecisos e independientes.

¿Qué importancia tienen las convenciones políticas nacionales en Estados Unidos de cara a las elecciones presidenciales?

Las convenciones de nominación brindan un rebote posterior en las encuestas para los nominados, pero estos rebotes no siempre son duraderos. Dada la naturaleza virtual de las convenciones de este año, queda por ver cuánto entusiasmo puede generar cualquiera de las convenciones entre sus bases y cómo se verá esto reflejado en las encuestas. Dado el hiperpartidismo y la polarización en Estados Unidos, es difícil para cualquiera de las convenciones estimular cualquier tipo de aumento en las encuestas que marcase una diferencia sustancial en los “suelos” o “techos” de apoyo para cualquiera de los nominados.