Dimite el ministro de Sanidad checo por el aumento de contagios

El país suma una media de 193 positivos activos sobre 100.000 habitantes en los últimos 14 días

El ministro de Sanidad de la República Checa, Adam Vojtech, anunció hoy su dimisión después de recibir numerosas críticas de políticos y expertos por su gestión de la segunda ola de la pandemia. “Me voy para crear espacio en la adopción de medidas de lucha contra la COVID-19”, dijo Vojtech en una rueda de prensa este lunes.

República Checa suma una media de 193 positivos activos sobre 100.000 habitantes en los últimos 14 días, en Europa sólo por detrás de España, con 300,5 casos. Analistas locales apuntan a que Vojtech no siguió las recomendaciones de expertos que aconsejaron endurecer la política contra el SARS-CoV-2 a mediados del verano para contener la expansión del virus en otoño.

Esa falta de medidas entonces ha generado una ola de contagios comunitarios, y -como reacción- se han reintroducido una serie de limitaciones que muchos ciudadanos ahora no entienden y consideran caprichosas.

En las últimas 24 horas se detectaron 985 nuevos casos de contagio en la República Checa, un bajada después de seis días de aumento continuo de la cifra diaria, lo que ha colocado el número total de contagios activos en 24.032, con 503 personas internadas en hospitales, el mismo número que víctimas mortales.

La dimisión de Vojtech ha sido bien recibida por la Cámara de Médicos Checa, cuyo presidente, Milan Kubek, fue muy crítico con la gestión del hasta ahora ministro, que ha llevado también al contagio de 59 trabajadores sanitarios.

“Su autoridad entre los comunidad especializada era cero”, dijo Kubek sobre gestión de Vojtech, que “carece de autoridad al no ser médico”, dijo el representante de los galenos, que también achacó al político que en gestión de la pandemia “no quisiera colaborar con la cámara”.

“El nuevo ministro debe preparar los centros hospitalarios para el choque que nos espera”, afirmó asimismo Kubek. Esta noche hay prevista una declaración del primer ministro, Andrej Babis, en la que se espera anuncie el reemplazo del ministro saliente y en la que no se descartan nuevas medidas restrictivas contra la pandemia. EFE.