Boris Johnson se queja de que su sueldo es bajo

El primer ministro acaba de pasar por un costoso divorcio

Al primer ministro británico, Boris Johnson, no le alcanza el sueldo para cubrir sus gastos y está “siempre preocupado por el dinero” a pesar de ganar 150.000 libras esterlinas al año (algo más de 163.000 euros). Según The Times, que habló con amigos y colegas del líder conservador, el premier se queja de que su salario ha bajado más de un 50% a su llegada a Downing Street y que no es suficiente para asumir un costoso divorcio y la manutención de cuatro de sus seis hijos. “Tiene la miseria grabada en su cara”, según un conservador de alto rango, que se reúne con Johnson con regularidad, que ha hablado con el periódico.

Cuando era diputado, Johnson ganaba 350.000 libras esterlinas al año (casi 380.500 euros) gracias a su sueldo, a la columna que escribía en Daily Telegraph y a conferencias en diferentes lugares.

Una cifra muy alejada de su salario actual, al que hay que restarle impuestos. A su preocupación por el dinero, se añade la incomodidad de Downing Street, una residencia muy pequeña comparada con otras sedes gubernamentales europeas. Un amigo de Johnson explica a The Times que “ni siquiera tiene un ama de llaves, tiene una sola empleada de limpieza y están preocupados por no poder pagar una niñera. Está atrapado en el piso y Downing Street no es un buen lugar para vivir. No es como el Elíseo o la Casa Blanca, donde puedes alejarte de todo porque son muy grandes”.