Las lujosas vacaciones de la novia de Boris Johnson mientras se auguraban "seis meses de miseria” por covid

El mismo día en el que el “premier” decretaba nuevas medidas restrictivas para frenar el coronavirus, Carrie Symonds y su hijo se alojaban en un hotel de 650 euros la noche en el Lago Como

Esta semana, el primer ministro británico, Boris Johnson, endurecía las restricciones a la población para luchar contra la pandemia y auguruba otros seis meses de “miseria invernal”.

Y también esta semana, su pareja y madre de su último hijo, Carrie Symonds, disfrutaba de unas vacaciones italianas de lujo en un hotel de 600 libras (unos 650 euros) la noche. Cinco días de vacaciones de cinco estrellas en un exclusivo complejo turístico italiano en el Lago Como con su hijo Wilfred y tres amigas, publica el “Daily Mail”.

Destaca además que justo esta semana la prensa inglesa publicase que el primer ministro se había quejado de que el sueldo de primer ministro no era suficiente para mantener a su familia.

Alojada en el Grand Hotel Tremezzo para escapada de lujo, el diario británico muestra fotografías de la novia del premier con un vestido de cuadros azules que cuesta 325 libras uos 355 euros, informa) y zapatillas Superga negras paseando con Wilfred, su hijo de cuatro meses en un portabebés.

Symonds, de 32 años, ha pasado unos días alojándose en el lujoso hotel junto al lago, uno de los lugares favoritos de ricos y famosos, donde una estancia de dos días en una suite puede costar más de £ 6,400.

Las imágenes han causado un gran revuelo, dada las malas perspectivas económicas y laborales anunciadas por el Gobierno de su novio.