Así es el bombardero H-6 con capacidad nuclear que ha sobrevolado Taiwán

Fue presentado en 2019 y es la última versión, con la novedad de que tiene capacidad de repostaje en vuelo

Las tensiones entre china y Taiwán han aumentado este mes, con repetidas incursiones de cazas y bombarderos chinos en territorio taiwanés, hasta el punto de que hace apenas diez días el ministro de Relaciones Exteriores de Taiwán advirtió de que “existe una “posibilidad real” de una guerra

Pekín lo ha manifestado claramente: está decidida a tomar todas las medidas necesarias, incluidas las militares para recuperar su “provincia perdida" y está dispuesta a borrar del mapa a la presidenta taiwanesa.

Entre los aviones que han entrado este mes en espacio aéreo taiwanés hay uno que preocupa especialmente: el bombardero H-6.

El H-6N fue presentado en 2019 y es la última versión del H-6, con la novedad de que tiene capacidad de repostaje en vuelo. Gracias a esto China amplía su rango operativo frente a la versión anterior, el H-6K. Puede transportar armas más pesadas y puede incorporar drones de reconocimiento o misiles antibuque bajo el vientre ya que tiene una concavidad especial debajo de su fuselaje. Podría transportar misiles de crucero supersónicos CJ-100 o el avión no tripulado espía furtivo supersónico WZ-8, aumentando su alcance máximo de ataque a 6.000 km. Estas características le otorgan una capacidad destructiva sin parangón ante barcos enemigos, especialmente portaaviones.

A fines de la década de 1950, China adquirió algunos bombarderos de mediano alcance Tu-16 de la Unión Soviética. Más tarde, este avión fue producido bajo licencia en China como Xian H-6. El H-6 original era un bombardero convencional. Solo con la introducción del H-6A recibió capacidad de ataque nuclear.

Este fue el aparato usado para el vídeo de un simulado ataque a la base estadounidense de Guam, una clara provocación de China a Washington por su apoyo a Taiwán.