China construye un enorme centro de cuarentena en cinco días

606 suites estarán listas hoy mismo, mientras que otras 1,173 estarán terminadas mañana

Construcción del centro de cuarentena
Construcción del centro de cuarentenaYang ShiyaoAP

China ha construido a toda prisa un centro de cuarentena con miles de unidades en tan solo 138 horas para combatir un nuevo brote de coronavirus. El equipo de construcción ha trabajado las 24 horas del día para erigir la instalación de emergencia diseñada para albergar a miles de presuntos portadores del coronavirus. Con cientos de trabajadores y máquinas trabajando día y noche durante los últimos cinco días, se han ensamblado casi 1.200 unidades de cuarentena prefabricadas y ahora se están ajustando con decoraciones interiores, informa el Daily Mail.

Los funcionarios locales han dicho que 606 suites amuebladas estarán listas hoy mismo, mientras que otras 1,173 estarán terminadas mañana. El campo de aislamiento está ubicado en la provincia norteña de Hebei, que se ha convertido en un nuevo foco de virus en el país. La construcción comenzó el 13 de enero en el condado de Zhengding, en las afueras de la ciudad de Shijiazhuang.

Más de 20.000 residentes han sido puestos en cuarentena en instalaciones centralizadas desde que comenzaron a surgir grupos de casos en el distrito de Gaocheng de Shijiazhuang a principios de enero. Tras una orden urgente del gobierno, más de 600 trabajadores y 100 máquinas de construcción fueron enviadas al lugar, trabajando 24 horas sin parar en temperaturas bajo cero.

No está claro exactamente cuántas personas terminarán confinadas en el campamento de Zhengding, pero se espera que los trabajadores construyan 4.156 suites utilizando materiales prefabricados para albergar a pacientes sospechosos de coronavirus.

Las escenas fuera de Shijiazhuang recuerdan los esfuerzos de Pekín a principios del año pasado para construir hospitales de campaña improvisados en Wuhan, la ciudad del centro de China donde surgieron los primeros casos de COVID-19, en unos días. En el entonces epicentro de Wuhan, se construyeron dos hospitales de emergencia por coronavirus, Huoshenshan y Leishenshan, en el espacio de 12 días para tratar a pacientes con COVID-19.