El conservador Lasso y el indigenista Yaku Pérez se disputan pasar a la segunda vuelta contra el delfín de Correa

El economista Andrés Arauz se ha impuesto en la primera vuelta con el 32,29% de los apoyos,

Thumbnail

El economista Andrés Arauz se ha impuesto en la primera vuelta de las elecciones en Ecuador con el 32,29% de los apoyos, cifras del Consejo Nacional Electoral con el 94% del voto escrutado. Su rival en segunda vuelta todavía está en el aire. El indígena Yaku Pérez ha obtenido el 19,69%, ligerísimamente por encima del conservador Guillermo Lasso con el 19,63%. En cuarta posición ha quedado el socialdemócrata Xabier Hervas con el 15,95%. Tanto Pérez como Lasso han declarado que estar “en segunda vuelta”. Pese a ello, todavía no está decidido. Falta contabilizar el cinco por ciento de los votos y el estrecho margen de Pérez respecto a Lasso puede hacerle caer a la tercera posición. Estas elecciones marcarán el futuro del país y la forma de afrontar problemas estructurales como el desempleo, la delincuencia, la corrupción y el sobreendeudamiento. La segunda vuelta se disputará el 11 de abril.

La participación electoral en Ecuador, la primera nación latinoamericana que acude a las urnas este 2021, ha llegado al 82% pese a la pandemia y las horas de espera que han tenido que soportar en largas filas muchos ecuatorianos para poder votar. Para agilizar la votación, el Consejo Nacional Electoral (CNE) ordenó a las Fueras Armadas “flexibilizar” la entrada a los centros a los trece millones de ecuatorianos estaban llamados a urnas para elegir a un nuevo presidente, vicepresidente y 137 asambleístas.

Es un día de esperanza y de perspectivas de futuro. Podemos nuevamente volver a recuperar la patria”, ha declarado Andrés Arauz. El candidato apoyado por el expresidente Rafael Correa puede convertirse en el presidente más joven de la historia de Ecuador. Desde México, el expresidente Rafael Correa celebró el “enorme apoyo”. Correa ha denunciado que el Consejo Nacional Electoral les ha otorgado menos votos en el recuento provisional: “El ‘conteo rápido’ del CNE nos da 31%. Todo saben que eso es mentira. En los mismos datos reales ya ingresados, estamos en alrededor del 38%. ¡A cuidar cada voto! El engaño es evidente”, escribió en su cuenta de Twitter.

El favorito en las encuestas, Andrés Arauz, no ha podido votar ya que se encuentra empadronado en México donde vivió y desarrolló estudios universitarios. En una mañana soleada en Quito, el economista de 36 años empujaba la silla de ruedas de su abuela de 106 años hacia un centro de votación al aire libre. Después de votar, ella lo bendijo frente a la urna. “A pesar de millones de sabotajes nuestro sistema electoral está funcionando, la militancia alerta y los equipos operando al 100%”, aseguraba en redes sociales el candidato apoyado por el expresidente Rafael Correa. El CNE celebró que no se hubieran producido incidentes violentos pese a la polarización y las acusaciones cruzadas de amaño.

El conservador Lasso ha pedido “rescatar” Ecuador de la “nueva Venezuela” que denuncia supondría la vuelta del correísmo con Arauz como presidente. Por ello, el conocido como ‘eterno candidato’ afronta sus terceras elecciones con la esperanza de llegar a una segunda vuelta y concentrar en su candidatura todo el voto anti-correísta. Las encuestas le auguraban mejores resultados. La mayoría le situaba en segunda posición con clara ventaja sobre Pérez. Por el contrario, Pérez ha superado las expectativas. Uno de ellos deberá tratar de aglutinar el voto anticorrísta. Si llegase Lasso a la segunda vuelta, una de las grandes incógnitas es para quién pediría el voto el candidato del partido indígena. Jorge Forero, doctor en la Universidad de Kassel especializado en los gobiernos de Rafael Correa de 2007 a 2017, explica a LA RAZÓN que “Pérez no apoyará a Arauz. Apoyará a Lasso o no mostrará respaldo a ninguno de los dos”.

La posible vuelta del “socialismo del siglo XXI” con Arauz como presidente han marcado el debate. Los apoyos a esta corriente progresista más compatible con las lógicas económicas que la izquierda del siglo XX ha sufrido un fuerte desgaste desde que consiguiese más de la mitad de los votos en 2009, aunque con el 32% de votos cosechado este domingo sigue siendo la opción más votada. Mientras Lasso y Pérez se disputan su candidatura a la presidencia en segunda vuelta. La única certeza es que finalizará el controvertido gobierno de Lenin Moreno, antiguo aliado del correísmo y acusado de traidor. Su gestión ha provocado las mayores movilizaciones contra un gobierno desde hace décadas en este país centroamericano de 17 millones de habitantes.

La campaña electoral ha girado en torno a la figura del expresidente de Correa aunque se encuentra fuera del país desde 2018. El mandatorio se postuló como vicepresidente de Arauz pero el Consejo Nacional Electoral prohibió su candidatura. Tras asentarse en Bélgica, Correa fue condenado a ocho años de prisión por el caso ‘Sobornos’ e inhabilitado. Mientras que unos consideran a Correa víctima de una persecución judicial orquestada por el presidente Lenin Moreno, otros sostienen que debería volver al país y entrar en prisión.

La cita electoral ha tenido una réplica muy significativa en España, hogar de más de 430.000 ecuatorianos, de los que 179.000 tienen derecho a voto. En pocas horas se espera conocer el rival de Arauz. El correísmo obtiene la victoria en unas elecciones en los ecuatorianos han salido en masa a votar a pesar de la pandemia.