Maduro acusa al Gobierno español de “hacerse el sordo, el mudo y el loco” ante los supuestos ataques terroristas

El líder chavista vuelve a denunciar una presunta complicidad entre el Ejecutivo español y el opositor venezolano Leopoldo López, a quien responsabiliza de los “planes terroristas”

El presidente venezolano Nicolás Maduro durante un discurso en Caracas
El presidente venezolano Nicolás Maduro durante un discurso en CaracasMANAURE QUINTEROREUTERS

Nicolás Maduro y denuncias de conspiraciones son casi sinónimos. En una transmisión televisada la noche de este domingo, el gobernante venezolano acusó de nuevo a Leopoldo López de haber planificado un atentado con bombas en la sede del parlamento nacional. Con este nuevo señalamiento, a partir de supuestas confesiones de presuntos involucrados, el mandatario reiteró su calificativo de “terrorista” al dirigente opositor venezolano, ahora residenciado en Madrid.

El presidente venezolano dijo que el gobierno español “protege” a López pues no actúa en su contra a pesar de las numerosas “pruebas” que supuestamente ha enviado solicitando sea investigado. “No lo quieren hacer. Protegen a un terrorista, a un hombre de la ultraderecha que ha participado en los golpes de Estado (...) que ha estado en todas las jugadas terroristas, que dirigió desde la embajada de España en Caracas la operación Gedeón”, insistió Maduro con respecto a la incursión fallida de paramilitares el año pasado en costas venezolanas.

Según el gobernante chavista, los organismos de inteligencia de España podría dar seguimiento a esas “pruebas” de manera muy sencillas “por el nivel tecnológico que tiene la policía española”. “¿Qué va a hacer el Gobierno de España? ¿Va a guardar silencio? ¿Va a ser cómplice (...) de estas amenazas terroristas que vienen desde Colombia, respaldadas, organizadas y financiadas desde Madrid? ¿Hasta dónde va a llegar el Gobierno de España contra la paz de Venezuela?”, cuestionó Maduro desde el costero estado La Guaira. “Ellos dicen que necesitan pruebas ¿qué más pruebas necesitan? Los cadáveres, para después en años salir a decir si se planificó desde aquí”, agregó.

Sus cuerpos de seguridad desactivaron un plan para explotar una bomba en Caracas la semana pasada, según el discurso del régimen venezolano. Algo que Leopoldo López calificó como un “mal show”. “En primer lugar, puras mentiras, como siempre. En segundo lugar, quien usa el asesinato y la tortura es el régimen del cual eres cómplice y que está señalado por ONU de cometer crímenes de lesa humanidad”, reaccionó en su cuenta de Twitter.

Esta vez Maduro ha cargado responsabilidad a la administración de Pedro Sánchez. “Desde España se planifican estos y otros ataques pero el Gobierno español se hace el sordo, el mudo y el loco sobre estas amenzas montadas desde la mansión donde vive el señor Leopoldo López en Madrid y el Gobierno de Iván Duque (Colombia), sería muy sencillo para los organismos de inteligencia comprobar esta participación, pero no lo hacen”. La embajada española en Caracas evitó hacer comentarios al respecto a LA RAZÓN.

No es la primera vez que Maduro enfila cañones contra Moncloa. Desde el año pasado, ha acusado al gobierno español de amparar a López y permitir que en su embajada en Caracas o en Madrid se planifiquen atentados en su contra. El exembajador Jesús Silva fue rlevado de su cargo en noviembre pasado, después de relaciones tirantes con el Ejecutivo chavista. Cuando abandonó Venezuela, Maduro festejó su salida casi como una expulsión, acusándolo de proteger a López, quien estuvo como “huésped” en su legación dipomática desde abril de 2019.

“Siendo un embajador saliente, me han utilizado como chivo expiatorio”, dijo Silva al abandonar el país, registró la agencia Efe. En su lugar fue nombrado Juan Fernández Trigo, quien representó a Madrid ante el gobierno de Cuba, y quien desde su llegada a Caracas ha mantenido un bajo perfil público.

Las acusaciones de Maduro han tenido en la mira al gobierno de Iván Duque en Colombia, a quien señaló de tener campos de entrenamiento de paramilitares que atentarían contra Venezuela, supuestamente siguiendo planes elaborados por Donald Trump. Afirmó que el presidente colombiao “ni se imagina” lo mucho que está infiltrado por el chavismo y sus informantes.

Lo dijo el mismo día que la revista ‘Semana’ publicó un extenso reportaje con fotografías que ubican a los guerrilleros colombianos conocidos como Iván Márquez, Jesús Santrich, el Paisa y Romaña en terrirotio venezolano. Los integrantes de las FARC abandonaron los acuerdos de paz y son prófugos de la justicia neogranadina.

Según la publicación, las autoridades de Colombia tiene información exacta de sus movimientos y de los campamentos donde se ubican estos disidentes, desde donde operan rutas del narcotráfico. Dice la revista que son 36 estructuras conformadas por 4.927 hombres armados, de acuerdo con las cuentas de inteligencia hasta junio de 2020, lo cual sugiere que a la fecha son más. Esa cifra puede ser casi la mitad del total de guerrilleros desmovilizados en el acuerdo de paz con las FARC.

“Ya no lo pueden ocultar; la revista Semana está al servicio de la Casa de Nariño para ocultar la realidad”, reaccionó Maduro sin mencionar el reportaje sino acusándola de ocultar los supuestos atentados a su régimen.

Este fin de semana se supo de un enfrentamiento ente el Ejército venezolano y guerrilleros colombianos en una zona ronteriza al sur del país. Según la ONG Control Ciudadano, que hace seguimiento a los cuarteles, el tiroteo, que habría dejado seis uniformados muertos, confirma la presencia de campamentos de la disidencia de las FARC en Venezuela. Maduro no hizo referencia a tal suceso ni a la muerte de soldados venezolanos.