La hermana de Kim Jong Un advierte a EE UU de que no haga nada “que le haga perder el sueño”

La mano derecha del dictador norcoreano eleva al tono ante la gira del secretario de Estado y los ejercicios militares conjunto con Corea del Sur. “Será mejor que se abstenga de causar hedor en su debut”, dice

Kim Yo-jong, la hermana del líder norcoreano Kim Jong-un
Kim Yo-jong, la hermana del líder norcoreano Kim Jong-unJORGE SILVA / POOLEFE

La influyente hermana del líder norcoreano Kim Jong Un arremetió contra Estados Unidos y Corea del Sur, en una ofensiva dirigida a coincidir con la llegada de altos funcionarios estadounidenses a Seúl, advirtiéndoles por la celebración de unas maniobras militares y de no incurrir en más provocaciones. «Aprovechamos esta oportunidad para advertir a la nueva Administración estadounidense, que se esfuerza por desprender olor a pólvora en nuestra tierra que si quiere dormir en paz durante los próximos cuatro años, será mejor que se abstenga de causar hedor en su debut», amenazó la considerada «líder número dos de facto».

Las declaraciones de Kim Yo Jong se produjeron ayer mientras el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, y el secretario de Defensa, Lloyd Austin, llegaban a Asia para entrevistarse con sus aliados Japón y Corea del Sur sobre Corea del Norte, así como sobre cuestiones regionales. La gira de Blinken y Austin por el este de Asia se produce tras un gran avance en las conversaciones sobre el reparto de los costes de las tropas estadounidenses estacionadas en Japón y Corea del Sur, una cuestión que había agravado los lazos bilaterales durante la Administración del anterior presidente estadounidense, Donald Trump.

Maniobras militares anuales

Los acuerdos de reparto de costes serán de gran ayuda para los estadounidenses en su intento de conseguir el apoyo de Tokio y Seúl para contrarrestar las amenazas de Pekín y Pyongyang. Los ejércitos de Corea del Sur y Estados Unidos comenzaron la semana pasada unas maniobras militares anuales. «Corea del Norte consideraría abandonar un acuerdo bilateral de 2018 sobre la reducción de las tensiones militares y abolir una unidad del partido gobernante de décadas de antigüedad encargada de manejar las relaciones intercoreanas, si ya no tuviera que cooperar con el Sur», señaló Kim Yo Jong, la hermana que maneja los asuntos intercoreanos para el Norte.

El acuerdo militar de 2018, que había sido el resultado más tangible de las tres cumbres entre Kim Jong Un y el presidente surcoreano Moon Jae In, exige a los países que tomen medidas para reducir las amenazas militares convencionales, como el establecimiento de topes fronterizos en tierra y mar y zonas de exclusión aérea. Sin embargo, las relaciones intercoreanas se han arruinado en medio del estancamiento de la diplomacia nuclear entre Washington y Pyongyang.

Depresión económica por la pandemia

La presidencia de Biden comienza en el momento en que Kim se enfrenta quizás al periodo más difícil de sus nueve años de gobierno. La maltrecha economía de su país ha decaído aún más en medio de los cierres fronterizos pandémicos, mientras que sus cumbres con Trump no lograron levantar las devastadoras sanciones. La Administración de Biden ha manifestado que está llevando a cabo una revisión exhaustiva de la política estadounidense sobre Corea del Norte.

Desde que las conversaciones con Trump, fracasaron en 2019, Kim ha asegurado que no tenía sentido continuar las negociaciones a menos que Washington ofreciera primero términos que su país pudiera aceptar. Estas incluyen el levantamiento de las sanciones y el fin de los simulacros militares de Estados Unidos alrededor de la península de Corea a cambio de pasos hacia la desnuclearización.

El Gobierno de Biden se enfrenta ahora a la oportunidad de lograr un acuerdo histórico en política exterior y establecer una paz y estabilidad permanentes en la península de Corea: negociar el desmantelamiento completo, verificable e irreversible del programa nuclear norcoreano, en el marco de las conversaciones a seis bandas con Corea del Sur, China, Rusia y Japón.