Un ex jugador de fútbol americano se suicida tras matar a cinco personas

El cuerpo de Phillip Adams fue hallado muerto en casa de sus padres tras matar a un matrimonio y a sus dos nietos

Phillip Adams
Phillip AdamsLa RazónLa Razón

El hombre armado que mató a disparos el miércoles a cinco personas, entre ellas dos menores de edad, en Carolina del Sur era el exjugador de la NFL (Liga Nacional de Fútbol Americano) Phillip Adams, quien se suicidó la pasada madrugada, informaron este jueves medios locales.

La oficina del sheriff del condado de York (Carolina del Sur), citada por los medios, informó de que encontraron el cadáver del sospechoso en la casa de sus padres, próxima al lugar del tiroteo.

Las presuntas víctimas de Adams fueron un matrimonio, sus dos nietos de 9 y 5 años, y un hombre que trabajaba en su casa, precisó la oficina del sheriff en Twitter. Una sexta persona fue hospitalizada con “graves heridas”, según las autoridades.

Estos hechos se suman a una racha de tiroteos que han sacudido a Estados Unidos durante las últimas semanas y que han causado al menos 24 muertos, diez de ellos en un supermercado de Boulder (Colorado), en cuyo interior un sujeto abrió fuego con un fusil de asalto.

Buzones de la casa del doctor Robert Lesslie y de su esposa disparados por el ex jugador Phillip Adams en Carolina del Sur
Buzones de la casa del doctor Robert Lesslie y de su esposa disparados por el ex jugador Phillip Adams en Carolina del SurSAM WOLFE

El pasado 16 de marzo ocho personas murieron por disparos en varios salones de masaje asiáticos en Atlanta (Georgia). Y el 3 de abril, al menos tres personas perdieron la vida y nueve más resultaron heridas en dos tiroteos ocurridos en las ciudades estadounidenses de Wilmington (Carolina de Norte) y Tuscaloosa (Alabama).

Este jueves, al menos una persona murió este jueves y otras cuatro resultaron heridas en un tiroteo en una zona industrial de la localidad de Bryan (Texas), informó el jefe de la Policía de esa población, Eric Buske, según medios de comunicación. Los heridos, entre los que hay uno grave, han sido trasladados a hospitales, mientras que el autor de los disparos se dio a la fuga.

La Policía sospecha que el atacante es un empleado de una empresa de fabricación de cabañas, que fue escenario del tiroteo. Más tarde, en una zona cercana, la Policía detuvo a una persona después de que abriese fuego contra un agente. Las autoridades han dicho que ambos incidentes podrían estar relacionados.

Precisamente este jueves, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció una serie de medidas de alcance limitado para atajar la violencia con armas de fuego en su país, y exigió al Congreso que deje de tolerar un problema que describió como una “vergüenza a nivel internacional”.