Segunda noche de disturbios y desafío al toque de queda en Minnesota por la muerte de un joven negro

La policía califica el incidente de “accidental”

Protestas por el tiroteo de la policía de Daunte Wright en el Brooklyn Center
Protestas por el tiroteo de la policía de Daunte Wright en el Brooklyn CenterRichard Tsong-Taatarii

La oficial de policía que mató a tiros a un hombre afroamericano durante un control de tráfico en un suburbio de Minneapolis tenía la intención de usar una pistola eléctrica conocida como “taser” para inmovilizar a Daunte Wright, pero se confundió y disparó con su arma de fuego una bala que acabó con la vida del hombre. Así lo explicó el jefe de policía de la ciudad, mientras la policía se enfrentaba con los manifestantes por segunda noche consecutiva.

El jefe de policía del Brooklyn Center, Tim Gannon, describió la muerte a tiros el domingo de Daunte Wright, de 20 años, como “una descarga accidental”. Sucedió cuando la policía intentaba arrestar a Wright al comprobar que tenía una orden pendiente. El tiroteo provocó protestas y disturbios en un área metropolitana en en Mineápolis, ciudad en la que los nervios están a flor de piel ya que espera con ansiedad el resultado del juicio contra Derek Chauvin, uno de los cuatro policías acusados del asesinato de George Floyd el año pasado, que desató una oleada de protestas raciales en todo el país.

“¡Te daré una descarga! ¡Te daré una descarga! Taser! Taser! Taser!”, se escucha a la oficial gritar en las imágenes de su cámara corporal publicadas en una conferencia de prensa. La agente saca su arma después de que el hombre se libera de la policía y entra en su coche. Después de disparar un solo tiro de su pistola, el coche se aleja y se escucha al oficial decir: “¡Santo (improperio)! Le disparé.”

Desafío al toque de queda

Centenares de manifestantes desafiaron este lunes por la noche el toque de queda impuesto por el gobernador de Minesota en protesta por la muerte del joven. Los manifestantes se reunieron frente a la comisaría de Policía de Brooklyn Center, el suburbio de Mineápolis en el que ocurrió el suceso. Tras cumplirse el toque de queda de las 19.00 hora local (00.00 del martes GMT), se registraron enfrentamientos entre los manifestantes y agentes antidisturbios de la Policía Estatal de Minesota. Según reportes de medios locales hubo detenciones y, en paralelo a los enfrentamientos, también hubo saqueos de comercios. Algunos de los comercios de la zona, que no fueron saqueados, estaban defendidos por civiles armados.

.Aproximadamente 90 minutos después de la fecha límite del toque de queda, la policía comenzó a disparar botes de gas y granadas de destello. Algunos manifestantes recogieron botes de humo y se los arrojaron a la policía.