La policía que mató al joven negro en Minnesota se equivocó y creyó que disparaba con su Taser

Los agentes detuvieron a un conductor por una infracción de tráfico y determinaron que tenía una orden judicial pendiente

Policía en Brooklyn Center
Policía en Brooklyn Center FOTO: Christian Monterrosa

Un hombre negro, Daunte Wright, de 20 años, ha resultado muerto por los disparos de la Policía en Mineápolis. Su muerte ha sido calificada de accidental por las autoridades locales. Cientos de vecinos salieron a protestar a la calle. Muy cerca sigue su curso el juicio por la muerte en 2020 de George Floyd, que conmocionó a EE UU y convirtió Mineápolis en el epicentro del debate racial.

Entre los indignados manifestantes proliferaron los gritos y consignas habituales. Culpan a la Policía de comportarse de forma brutal, de estar envenenada de racismo y de no respetar la integridad física de sus conciudadanos afroamericanos. En un ambiente hosco, enrarecido y tenso, la Policía local ha movilizado a los antidisturbios y el jefe del departamento, Tim Gannon, insistió en una rueda de prensa que lo sucedido fue un desafortunado accidente. Según su versión, el agente acusado de matar a Wright habría empleado por error su arma de fuego reglamentaria cuando su intención era sacar la pistola Taser.

“¡Te daré una descarga! ¡Te daré una descarga! Taser! Taser! Taser!”, se escucha a la oficial gritar en las imágenes de su cámara corporal publicadas en una conferencia de prensa. La agente saca su arma después de que el hombre se libera de la policía y entra en su coche. Después de disparar un solo tiro de su pistola, el coche se aleja y se escucha al oficial decir: “¡Santo (improperio)! Le disparé.”

Todo esto mientras el jurado del proceso contra el policía Derek Chauvin mantiene expectante al país. Los abogados de Chauvin, que debe responder por la muerte de Floyd, algo así como el icono de la brutalidad policial a ojos de muchos, le han pedido al juez, Peter Cahill, que encierre al jurado para evitar que lo sucedido contamine su criterio.

«Este incidente de anoche», dijo el abogado de Chauvin, Eric Nelson, «provocará que el jurado piense que su veredicto puede tener consecuencias». Teme que condicione el fallo ante la posibilidad de que sea la antesala de nuevos disturbios. No sería la primera vez que sucede algo así. Pero Cahill entiende que el de Chauvin es un caso distinto y no tomo en cuenta su petición.

Según los medios locales, Daunte Wright entró en contacto con la Policía en el número 6300 de la avenida Orchard. El jefe de policía explicó que los agentes intentaron detenerlo tras comprobar la existencia de una orden judicial en su contra.

En los minutos que siguieron, Wright habría intentado volver a su coche y uno de los oficiales lo disparó. Las cámaras de los agentes aparentemente grabaron lo sucedido. El coche de Wright circuló durante varios bloques más hasta que acabó estrellándose contra otro vehículo. Cuando la Policía pudo acceder, lo encontró muerto, mientras que la mujer que lo acompañaba fue derivada, con heridas leves, al hospital de North Memorial.

La madre de la víctima habló con la emisora local KARE y explicó que su hijo la había llamado mientras lo detenían. «Un minuto», dijo, «llamé y me respondió su novia, que era la pasajera en el automóvil, y dijo que le habían disparado y ella lo había puesto en el lado del conductor, y que él estaba tirado sin vida».

Enfrentamientos con la policía en Brooklyn Center
Enfrentamientos con la policía en Brooklyn Center FOTO: Carlos Gonzalez

En las horas siguientes, la Policía protegió el departamento de policía local con gases lacrimógenos. Imposible no recordar las imágenes de este verano, cuando miles de personas chocaron contra la Policía y EE UU revivió las peores protestas raciales desde principios de los años noventa.