Joe Biden: 222 días sin hablar con Pedro Sánchez

El presidente de Estados Unidos no ha contactado con su homólogo español desde que ganó las elecciones de noviembre de 2020

Joe Biden a su llegada a Reino Unido
Joe Biden a su llegada a Reino UnidoPHIL NOBLEREUTERS

Parecía que el presidente de Estados Unidos Joe Biden se había olvidado de llamar a su colega Pedro Sánchez. Pero todo llega a su tiempo, pensarán algunos en Moncloa. Habrán tenido que pasar en total 222 días para que el inquilino de la Casa Blanca hable por primera vez con el presidente del Gobierno español. El encuentro, el próximo lunes en Bruselas, será el primer contacto entre ambos desde que Biden llegara a la Casa Blanca el pasado 20 de enero, ya que ni siquiera hubo un primer contacto después de su victoria frente a Donald Trump en las elecciones del pasado 3 de noviembre.

La única vez en que ambos líderes se han visto ha sido por videoconferencia durante la Cumbre del Clima. Esta falta de comunicación entre la Casa Blanca y Moncloa ha llamado la atención de analistas y periodistas, ya que a priori no existen desencuentros recientes entre ambos gobiernos.

Desde que ganara a Donald Trump, Biden ha hablado con más de 30 mandatarios extranjeros y con algunos de ellos lo ha hecho en varias ocasiones. Desde Moncloa siempre han transmitido normalidad y tranquilidad al respecto. Fuentes del Gobierno español aseguraron a LA RAZÓN que “los contactos con la Administración Biden son habituales desde la toma de posesión del presidente norteamericano”.

La Casa Blanca solo prepara una conversación con un mandatario extranjero si existe un interés geoestratégico detrás. La subsecretaria de Estado adjunta para Europa y Eurasia de EE UU, Molly Montgomery, explicó hace unos días que Biden hablaría con Sánchez cuando “las circunstancias lo permitan”. Parece que la cumbre de la OTAN en Bruselas es la mejor opción para el mandatario norteamericano.

La tardanza de Biden en contactar con Sánchez contrasta con el modus operandi de Barack Obama tras su victoria en las presidenciales de 2008. En noviembre de aquel año, Obama llamó a José Luis Rodríguez Zapatero cuatro días después de ganar a John McCainn. Algo más de tiempo le llevó a Trump ponerse en contacto con Mariano Rajoy, a quien telefoneó a los 35 días de vencer contra todo pronóstico a Hillary Clinton en 2016, antes de haber tomado posesión como jefe de la Casa Blanca.

La reunión, aún no confirmada por la Casa Blanca, es “importante”, dicen en Moncloa, porque cabe la posibilidad de que España sea el país anfitrión de la cumbre de la OTAN en 2022.

El contacto de más alto rango entre los gobierno de España y de EEUU hasta ahora ha sido sido el mantenido por la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, con el secretario de Estado, Antony Blinken, el pasado 16 de febrero.