Así es 400 Mawozo, la peligrosa banda que ha secuestrado a 17 misioneros cristianos de Estados Unidos en Haití

Este grupo se ha involucrado en el secuestro de varias personas, viola mujeres y recluta menores y ha puesto el foco, recientemente, en los grupos religiosos

Este grupo se ha involucrado en el secuestro de varias personas, todas en grupo
Este grupo se ha involucrado en el secuestro de varias personas, todas en grupo FOTO: Joseph Odelyn AP

17 misioneros de Estados Unidos y sus familias, entre los que están catorce adultos adultos y tres niños están cautivos tras ser secuestrados este sábado por la banda criminal 400 Mawozo, considerada como la más peligrosa de Haití. El grupo controla los alrededores de Puerto Príncipe, la zona en la que los misioneros fueron raptados cuando regresaban tras visitar un orfanato.

Este grupo se ha involucrado en el secuestro de varias personas, todas en grupo, según explica The New York Times. La banda controla la mitad de la capital haitiana. Sus integrantes violan mujeres y reclutan menores, a quienes obligan a golpear a los secuestrados, dando paso a una generación de delincuentes mucho más agresiva. La gente ha huido Croix des Bousquets, la zona visitada por los misioneros, y muchos ya fueron secuestrados antes.

La banda ha puesto el foco recientemente en las iglesias y los grupos religiosos y en abril pasado secuestró a un grupo de diez personas, entre ellos varios religiosos, dos de ellos franceses, que fueron liberados a finales de ese mes en un caso que precipitó la dimisión del entonces primer ministro haitiano, Joseph Jouthe. En aquel entonces, los secuestradores pidieron un millón de dólares como rescate, pero no se sabe si fue pagado.

Según el diario The Washington Post, uno de los misioneros secuestrados pidió ayuda en un grupo de Whatsapp. “¡Por favor, recen por nosotros! Estamos siendo tomados como rehenes, secuestraron a nuestro conductor. Recen, recen, recen. No sabemos adónde nos llevan”, decía el mensaje, indicó el rotativo.

Los secuestros se han vuelto habituales en Haití desde inicios de 2020, se producen de forma indiscriminada y afectan a personas de cualquier índole social, ya que se han convertido en una fuente de financiación de las bandas armadas que controlan numerosas barriadas de Puerto Príncipe y otras zonas del país.

Desde el comienzo del año, se han reportado 628 secuestros en el país, entre ellos 29 extranjeros de tres nacionalidades, según el CARDH, que advierte de un aumento “exponencial” de los raptos en los últimos dos meses. Mientras los raptos aumentan un 60%, EE.UU. dona 15 millones para reforzar la seguridad.