Alemania planea rearmarse con la compra de aviones de combate con capacidad nuclear de Estados Unidos

La Fuerza Aérea Alemania quiere reemplazar 90 aviones Panavia Tornado con nuevas plataformas para 2025

Un caza F/A-18E Super Hornet, en el portaaviones George H.W. Bush (CVN 77)
Un caza F/A-18E Super Hornet, en el portaaviones George H.W. Bush (CVN 77)

Michael Hostetter, vicepresidente de Boeing Defensa, Espacio y Seguridad de Alemania, asegura que el país germano quiere reforzarse con la “ayuda” del Gobierno de Estados Unidos y rearmar sus fuerzas armadas, así como la petición de compra del avión Boeing F/A-18E/F Super Hornet y EA-18G Growler, según informan medios alemanes.

El motivo es que la Luftwaffe, la Fuerza Aérea de Alemania, quiere reemplazar 90 aviones Panavia Tornado Interdiction and Strike (IDS) con nuevas plataformas para 2025. De este modo, también comprará aproximadamente 90 Eurofighters, de los cuales la mitad se usarían para reemplazar a los Tornados, mientras que la otra mitad se usaría para sustituir a los más antiguos de Alemania.

En 2020, la ministra de Defensa alemana, Annegret Kramp-Karrenbauer, había afirmado que Berlín planeaba comprar 30 F/A-18E/F Super Hornets de fabricación estadounidense y 15 aviones de guerra electrónica EA-18G Growler. Así, los aviones polivalentes F /A-18E /F y EA-18G permitirán a la Luftwaffe cumplir con sus requisitos de ataque nuclear aerotransportado y de ataque electrónico dentro del período de tiempo requerido.

El El F/A-18E/F Super Hornet es el prime avión de ataque y superioridad aérea de la Armada de los Estados Unidos. Es una variante modernizada del F-18C/D, con un fuselaje un 20% más grande y con un peso máximo que no llega a los 7.000 kilos. Posee once estaciones de armas, con dos estaciones de almacenamiento de ala adicionales para soportar una amplia gama de armamento, incluidos misiles como el AIM-9 Sidewinder, AIM-7 Sparrow y AIM-120 AMRAAM.

Instalado a bordo del Super Hornet, se encuentra también el radar APG-73, proporcionado por Raytheon, que tiene un procesador actualizado con mayor velocidad y capacidad de memoria. Esta aeronave también puede emplear la munición de ataque directo conjunto JDAM, el arma de separación conjunta JSOW y el misil de separación aire-superficie conjunto, todos los cuales están dirigidos por GPS. Una vez obtenidos, es probable que Alemania arme sus Super Hornets con la bomba nuclear B61, también un arma de fabricación estadounidense.

Por otro lado, el avión de guerra electrónica EA-18G “Growler”, empleado por la Marina de Estados Unidos y la Real Fuerza Aérea de Australia y basados en el EF-18G Super Hornet de Boeing, emplea actualmente el contenedor o pod ALQ-99 como medio de guerra electrónica táctica para perturbar y neutralizar los sistemas electrónicos del adversario y asegurar la protección de otras aeronaves en misiones de ataque y supresión de defensas aéreas principalmente.

Estos debutaron en combate en el marco de la participación internacional en la guerra de Libia de 2011, donde sus sistemas de localización e intercepción de las emisiones de radiofrecuencia permitieron el empleo de misiles antirradar. Este emplea tres pods ya conocidos por su veteranía: el AN/ALQ-99, similares al que usaba el EA-6B Prowler par jamming de escolta y jamming standoff.

Alemania ha estado explorando posibles opciones de reemplazo para el Tornado en los últimos años. Entregados a la antigua Alemania Occidental en 1979, los funcionarios germanos buscan comenzar a reemplazarlos para garantizar que ese primer lote pueda abandonar el servicio en 2030 tras más de cincuenta años de servicio.

La entrega nuclear fue una de las misiones principales del Panavia Tornado (como parte del Programa de intercambio nuclear de la OTAN), y Berlín cree que los Super Hornets pueden hacer perfectamente el trabajo de aportar credibilidad en cuanto a la disuasión nuclear alemana.

Alemania es el séptimo país que más invierte en Defensa, aunque estas adquisiciones le podrían colocar más arriba en la carrera armamentística para estar preparados ante posible ataques, así como constituir y mejorar sus fuerzas armadas y tener las armas más poderosas y fuertes del mundo, la cual se ha incrementado este año.