Estados Unidos confirma la cadena perpetua de “El Chapo”

El tribunal de apelaciones de Nueva York rechaza el recurso presentado por los abogados del narco mexicano

Joaquín "El Chapo" Guzmán es escoltado por soldados en el hangar de la Fiscalía en Ciudad de México, cuando fue "recapturado" en 2016
Joaquín "El Chapo" Guzmán es escoltado por soldados en el hangar de la Fiscalía en Ciudad de México, cuando fue "recapturado" en 2016 FOTO: Henry Romero REUTERS

Un tribunal de apelaciones de Estados Unidos confirmó este martes la condena a cadena perpetua impuesta al narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán y rechazó el recurso presentado por sus abogados.

La corte de Apelaciones del Segundo Distrito, en Nueva York, defendió la justicia del proceso llevado a cabo contra “El Chapo” y desestimó los argumentos de la defensa, que entre otras cosas decía que los miembros del jurado habían incumplido con las normas al seguir el caso en los medios.

En la documentación difundida por el tribunal de apelaciones se describe a “El Chapo” como el “antiguo líder de una organización de narcotraficantes mexicana conocida como el Cártel de Sinaloa. Bajo su liderazgo, el Cártel de Sinaloa importó más de un millón de kilogramos de cocaína y cientos de kilogramos de heroína, marihuana y metanfetamina a Estados Unidos”.

En los documentos se puede leer cómo el “apelante Joaquín Archivaldo Guzmán Loera (“Guzmán”), conocido como “El Chapo”, apela la sentencia del 18 de julio de 2019 del Tribunal de Distrito para el Distrito Este de Nueva York (Brian M. Cogan, Juez de Distrito), en la que se le condenó, tras un juicio con jurado de tres meses, por llevar a cabo una empresa criminal continua (“CCE”)”.

La llamada en los tribunales de EE UU como “CCE” “comprendía una serie de violaciones de narcóticos a gran escala y una conspiración de asesinato”.

Recuerdan asimismo que “Guzmán también fue condenado por conspiración de tráfico de drogas, uso ilegal de un arma de fuego y conspiración de lavado de dinero”. En suma, “fue sentenciado principalmente a cinco términos concurrentes de cadena perpetua por las violaciones de CCE y tráfico de narcóticos y 30 años consecutivos por la violación de armas de fuego, y se le ordenó confiscar más de 12 mil millones de dólares”.

El Chapo, a través de su defensa, presentó diez reclamaciones en la apelación:

  1. “Su acusación debería haber sido desestimada en virtud de la doctrina de la especialidad”.
  2. “Se le negaron sus derechos de la Quinta y Sexta Enmienda a un juicio justo y a la asistencia efectiva de un abogado, principalmente debido a las condiciones de su detención previa al juicio”.
  3. “La conspiración de asesinato, como una de las violaciones de la CCE, debería haber sido desestimada”.
  4. “El Gobierno violó la Cuarta Enmienda y la Regla 41 de las Reglas Federales de Procedimiento Penal cuando obtuvo datos electrónicos de servidores ubicados en Países Bajos y en el Estado de Washington”.
  5. “El Tribunal de Distrito se excedió en su discreción al tomar varias decisiones sobre las pruebas”.
  6. “El abogado principal de Guzmán tenía un conflicto de intereses per se”.
  7. “A Guzmán se le prohibió presentar una defensa de parcialidad del gobierno”.
  8. “La acusación del jurado sobre la unanimidad fue errónea”.
  9. “Se debería haber concedido un nuevo juicio sobre la base de la mala conducta del jurado”.
  10. “El caso debe ser devuelto para una audiencia sobre si el Gobierno y el Tribunal de Distrito participaron en procedimientos impropios ex parte”.

Sin embargo, el Tribunal llega a la conclusión de que “ninguna de estas reclamaciones tiene mérito y, por lo tanto, las confirmamos”.

Guzmán fue declarado culpable en febrero de 2019 de diez delitos de narcotráfico tras un juicio que duró casi cuatro meses y, posteriormente, fue sentenciado a cadena perpetua.

Según recuerda la agencia EFE, el proceso contra “El Chapo” se convirtió en el mayor juicio por narcotráfico celebrado en la historia de Estados Unidos y terminó con el capo mexicano en una prisión de máxima seguridad en el estado de Colorado.

El pasado mes de noviembre, su esposa, Emma Coronel, fue condenada a tres años de cárcel, al ser declarada culpable de tres delitos: distribuir heroína, cocaína, marihuana y metanfetamina para su importación al país norteamericano, conspiración para lavar instrumentos monetarios y participación en transacciones y tratos de una importante organización extranjera de narcotráfico.

Emma Coronel decidió colaborar con la justicia estadounidense y se declaró culpable en junio pasado.