PDVSA: explosión de poliducto en Venezuela fue “sabotaje”

La petrolera venezolana PDVSA informó que explotó un poliducto de gasolina en la ciudad de Barcelona, estado Anzoátegui, el cual abastece de combustible la región oriental de Venezuela

Firefighters battle a fire caused by an explosion, that Venezuela's state-owned company PDVSA blamed on "criminal sabotage" along a major gasoline pipeline that distributes gasoline throughout the country's eastern states, in Pica del Neveri, Venezuela January 12, 2022. REUTERS/Samir Aponte NO RESALES. NO ARCHIVES
Firefighters battle a fire caused by an explosion, that Venezuela's state-owned company PDVSA blamed on "criminal sabotage" along a major gasoline pipeline that distributes gasoline throughout the country's eastern states, in Pica del Neveri, Venezuela January 12, 2022. REUTERS/Samir Aponte NO RESALES. NO ARCHIVES FOTO: STRINGER REUTERS

(AP). La petrolera venezolana PDVSA informó el miércoles que explotó un poliducto de gasolina en la ciudad de Barcelona, estado Anzoátegui, el cual abastece de combustible la región oriental de Venezuela. El hecho ocurrió el martes en la noche.

La empresa agregó en un comunicado que la explosión formaría parte de un “nuevo sabotaje criminal” contra la industria petrolera “como parte de la guerra permanente dirigida por grupos pertenecientes a la extrema derecha venezolana”. Hasta ahora no hay detalles de heridos o fallecidos.

Un poliducto es una instalación de tuberías que, en este caso, transporta gasolina.

El gobernador oficialista del estado, Luis José Marcano, informó en su cuenta de Twitter que se presume que el incendio fue “a consecuencia de intentos de perforación de la tubería”, en la zona rural de Naricual, donde en el pasado se ha denunciado contrabando de combustible.

Hasta la mañana del miércoles, equipos de bomberos se encontraban en el sitio para apagar las llamas.

En los últimos años, la industria petrolera venezolana, que cuenta con las mayores reservas de petróleo en el mundo, ha decaído por falta de mantenimiento e inversión, así como denuncias de corrupción, lo que ha provocado escasez de combustible y largas líneas de carros con personas que pueden pasar hasta tres o cuatro días buscando abastecerse.