Internacional

Los hutíes elevan a 82 los muertos en el centro de detención en Yemen

La coalición militar liderada por Arabia Saudí niega su implicación en el bombardeo

Cuerpos rescatados del centro de detención de Saada (Yemen) tras el bombardeo
Cuerpos rescatados del centro de detención de Saada (Yemen) tras el bombardeo FOTO: NAIF RAHMA REUTERS

El Ministerio de Salud del Gobierno de los rebeldes hutíes del Yemen elevó hoy a 82 la cifra de muertos en el bombardeo de la coalición militar liderada por Arabia Saudí contra una centro de detención en la ciudad yemení de Saada, en el norte del país, mientras que el número de heridos asciende a 266.

El ministro de Salud del Gobierno de los hutíes, Taha al Mutawakil, dijo en una rueda de prensa que, hasta el momento, se han registrado 82 muertos y 266 heridos, al tiempo que reiteró el llamamiento a los organismos internacionales y ONG para que abran un puente aéreos para facilitar la evacuación de los heridos.

Por su parte, fuentes hutíes aseguraron a Efe en condición de anonimato que los equipos de rescate están sacando cadáveres de un sótano perteneciente al centro de detención de Saada, por lo que la cifra de fallecidos podría aumentar. Hasta el momento, dos cuerpos han sido sacados de debajo de los escombros del sótano, en el que según la fuente se encontraban un gran número de detenidos.

El nuevo recuento de los hutíes ha sido ofrecido después de que la coalición militar liderada por Arabia Saudí que interviene en el Yemen desde 2015 negara hoy su implicación en el bombardeo contra el centro penitenciario, así como la cifra de víctimas difundida por los insurgentes.

En un comunicado reproducido por la agencia de noticias oficial saudí SPA, la coalición alegó que realizó una “revisión posterior a la acción integral (del bombardeo), de acuerdo con el mecanismo interno del Comando de Fuerzas Conjuntas de la Coalición, y se ha demostrado que estas afirmaciones no tienen fundamento”.

Sin embargo, ayer la organización Médicos Sin Fronteras (MSF) dijo en su cuenta oficial de Twitter que el hospital Republicano de Saada recibió 138 heridos y 70 cadáveres, mientras que Save the Children denunció en un comunicado la muerte de al menos 60 personas.

Asimismo, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) afirmó que más de cien detenidos murieron o resultaron heridos en el ataque y recordó que estas personas, “al igual que los civiles, están protegidos bajo la ley humanitaria internacional”.

El peor ataque desde 2017

Este ataque se produce después de que esta semana la alianza efectuara el bombardeo más mortífero desde 2017 contra la capital, Saná, también controlada por los rebeldes, que dejó 14 muertos y 11 heridos, según el Ministerio de Salud del Gobierno insurgente.

La coalición dio comienzo con esa acción a una intensa campaña de bombardeos en respuesta a un ataque de los rebeldes contra el Aeropuerto Internacional y una zona industrial de Abu Dabi, que dejó tres muertos y seis heridos.

La guerra ha matado a unas 130.000 personas, entre ellas más de 13.000 civiles asesinados en ataques selectivos, según el Proyecto de Localización y Evolución de Conflictos Armados.

La guerra llegó a Emiratos Árabes Unidos, aliado de Arabia Saudí, el lunes, cuando los hutíes reivindicaron un ataque con drones y misiles contra Abu Dhabi, en el que murieron tres personas y otras seis resultaron heridas. Aunque Emiratos Árabes Unidos ha retirado en gran medida sus fuerzas del conflicto, sigue muy implicado en la guerra y apoya a las milicias locales sobre el terreno en Yemen.