Internacional

Imdenización

La insultante cifra que Putin no se atreve a pagar para repatriar a sus soldados muertos en Ucrania

A principios de marzo, Putin aseveró que cada familia de un soldado muerto en la “operación militar especial” en el territorio recibirá una indemnización

Un soldado del ejército ucraniano observa al enemigo desde su posición en el frente de Donetsk | Fuente: Diego Herrera / Europa Press
Un soldado del ejército ucraniano observa al enemigo desde su posición en el frente de Donetsk | Fuente: Diego Herrera / Europa PressDiego HerreraEuropa Press

A principios de marzo, Putin aseveró que cada familia de un soldado muerto en la “operación militar especial” en Ucrania recibirá una indemnización. En un discurso difundido por medios rusos, el mandatario se dirigía a la nación poniendo ejemplos del “coraje de algunos militares” y asegurando que el Kremlin “compensará a las familias de los militares fallecidos” con siete millones de rublos (poco más de 77.000 euros), a lo que se podría sumar un pago adicional de cinco millones de rublos (alrededor de 55.000 euros).

El pasado jueves, la OTAN aseguró que no ve a Rusia retirar tropas del cerco de Kiev y del norte de Ucrania para concentrarse en el Donbás, en el este de la antigua república soviética, como Moscú había anunciado. El secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, reconoció que han oído las declaraciones recientes de Rusia según las cuales el país “reducirá sus operaciones militares en torno a Kiev y el norte de Ucrania”.

A las sanciones impuestas por Estados Unidos, Reino Unido y Unión Europea, con motivo de la invasión rusa a Ucrania, Rusia sancionó a la cúpula de las instituciones europeas en respuesta a las sanciones de los Veintisiete impuestas en contra del país por la ofensiva militar rusa en Ucrania.

“Las limitaciones se extienden a la alta dirigencia de la UE, incluyendo una serie de comisarios europeos y jefes de las estructuras militares de la UE, así como a la inmensa mayoría de los diputados del Parlamento Europeo que promovieron una política antirrusa”, anunció el Ministerio de Exteriores de Rusia.

Mientras tanto, la guerra del gas continúa en Europa. Putin aseguró que el pago “solo sería aceptado en rublos”, a lo que ha obligado a los países europeos a buscar alternativas. La medida fue firmada por el presidente de Rusia, en un decreto que obligará a partir de este viernes a los países “hostiles” a pagar en la moneda del país el suministro, respondiendo así a las sanciones adoptadas a raíz de la invasión sobre Ucrania y que, en caso de incumplirse, “implicará cortes”. El jefe de la oficina de la Presidencia de Ucrania, Andriy Yermak, consideró que Rusia “ha declarado la guerra del gas”, después de esto.

En cuanto al marco de la guerra, los ucranianos que han escapado de su país debido a la guerra, en su mayoría mujeres, niños y personas mayores, superaron el miércoles la barrera de los cuatro millones. Más de 1.200 civiles han muerto desde que Rusia lanzó una guerra contra Ucrania, dijo la ONU el lunes 28 de marzo,

En concreto, la ciudad de Mariupol, “se ha convertido en un símbolo de la resistencia de Ucrania, las fuerzas rusas han matado alrededor de 5.000 personas, mientras 160.000 siguen malviviendo sin electricidad, calefacción o formas de comunicarse con el exterior”, denuncian desde Ucrania.

La SBU dijo que un día de la vida de un ocupante ruso cuesta 53 dólares, pero no todos sobrevivirán. En una conversación interceptada del Servicio de Seguridad ucraniano, difundida por medios del país, un ruso explica a su esposa que el ejército ruso “simplemente está lanzando lo suyo” y no está dispuesto a pagar esa cifra, según medios ucranianos.