Internacional

Guerra

Las cinco armas más poderosas de Ucrania para luchar contra Rusia

El misil Javelin ya se ha convertido en todo un símbolo de la resistencia del país. De hecho, las redes sociales han transformado este arma de guerra en todo un icono religioso

Sistema HIMARS de lanzamientos multicohetes en Ucrania
Sistema HIMARS de lanzamientos multicohetes en UcraniaU.S. AIR FORCE / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTOU.S. AIR FORCE / ZUMA PRESS / CO

Kyiv denunció estos últimos días nuevos ataques de Rusia con un tuit en el que su Ministerio de Defensa se encomendaba a dos armas que, según aseguraba, someterán al Ejército enemigo: se refería a ellos como “Santa Javelin” y “San Himars”. Son las armas más potentes que tiene de su lado Ucrania.

El misil Javelin ya se ha convertido en todo un símbolo de la resistencia del país. De hecho, las redes sociales han transformado este arma de guerra en todo un icono religioso, hasta el punto de que se pueden ver imágenes de Santa Magdalena, protectora de Ucrania, sujetando uno de estos misiles en camisetas, tazas y hasta en fundas de móvil.

Se trata de un nuevo emblema con el que una empresa canadiense ha recaudado ya más de un millón de euros para el ejército ucraniano. Sin embargo, no es la única arma que se ha convertido en mucho más que eso, porque los ucranianos también han empezado a rendir culto a los HIMARS: camiones con un sistema sofisticadísimo de cohetes, que pueden disparar hasta seis misiles a la vez y hacer una recarga en menos de cuatro minutos.

Estas serías las armas que están marcando la diferencia en la guerra de Ucrania y que han inclinado la balanza a favor de Kyiv.

M142 HIMARS

Ninguna plataforma está teniendo tanto impacto en los combates en Ucrania como el Sistema de Cohetes de Artillería de Alta Movilidad (HIMARS) M142, producido por Lockheed Martin, un sistema ligero de lanzacohetes múltiples (MRLS) que se introdujo por primera vez a principios de 1993. Con un alcance de hasta 480 kilómetros, ha proporcionado a las fuerzas ucranianas una plataforma que puede apuntar a las posiciones rusas y estar en movimiento antes de que el enemigo pueda devolver el fuego.

 

La primavera pasada, el presidente Biden anunció un paquete de ayuda militar de 700 millones de dólares para Ucrania, que incluía el envío de cuatro HIMARS M142, junto con los Sistemas de Cohetes de Lanzamiento Múltiple Guiados (GMLRS) del ejército estadounidense, que pueden atacar objetivos a unos 65 kilómetros de distancia. Estas armas se han utilizado en las ofensivas gemelas de Ucrania, que se lanzaron en agosto.

Misiles FGM-148 Javelin

Los sistemas antitanque portátiles, incluido el FGM-148 Javelin, fueron cruciales para detener los avances de Rusia en el campo de batalla y se les ha atribuido la destrucción de cientos de tanques del Kremlin. El Javelin entró en servicio por primera vez en 1996 y se ha ido actualizando continuamente. Fue utilizada ampliamente por las fuerzas estadounidenses en Irak y Afganistán, pero junto con el AT4 sueco y el NLAW británico, la Jabalina ha demostrado ser un medio asequible para contrarrestar los carros de combate principales (MBT) enemigos.

 

La plataforma “dispara y olvida” utiliza una guía automática por infrarrojos que permite al usuario ponerse a cubierto y evitar el contrafuego inmediatamente después del lanzamiento. Su ojiva HEAT (High-Explosive Anti-Tank) es capaz de derrotar a los tanques modernos golpeándolos desde arriba, donde el blindaje del vehículo es más delgado, mientras que también puede utilizarse contra fortificaciones en un combate de ataque directo.

Tanque T-72

Incluso antes de que Rusia lanzara su invasión no provocada e injustificada a finales de febrero, Ucrania ya era un operador del T-72 MBT de la era soviética. Desde entonces, países como Polonia y Macedonia del Norte se han comprometido a suministrar a Kyiv sus reservas antiguas del tanque.

Sin embargo, ha sido Moscú quien ha proporcionado inadvertidamente decenas de T-72 a Ucrania, ya que las tripulaciones de los tanques rusos han abandonado sus tanques. Esos vehículos capturados han sido rápidamente reparados y devueltos al servicio. Verdaderamente, mientras Rusia se debilita en número, Ucrania se fortalece.

Misiles R-360 Neptune

Kyiv ha tenido varias oportunidades de utilizar el R-360 Neptune, desarrollado en la Oficina de Diseño Luch del país. Basado en el misil antibuque soviético Kh-35, el Neptune, de lanzamiento móvil, demostró ser una plataforma de gran éxito cuando apuntó a la fragata rusa Admiral Essen a principios de abril, y apenas unas semanas después fue utilizado con éxito para hundir el crucero ruso de misiles guiados Moskva, buque insignia de la Flota del Mar Negro de la Armada rusa. Al parecer, el crucero de clase Slava, alcanzado por dos misiles, fue el mayor buque de guerra hundido en combate desde la Segunda Guerra Mundial.

 

Aunque el R-360 Neptune no se ha utilizado mucho desde que el buque insignia de la Flota del Mar Negro de la Armada rusa fue enviado al fondo del mar, ese acontecimiento sólo sirve para poner de relieve sus capacidades y, sin duda, ha contribuido a que la Armada rusa se mantenga alejada de las aguas litorales de Ucrania.

Obús M777 de 155 mm

Otra arma que se ha considerado fundamental en el esfuerzo bélico ucraniano es el obús ligero M777 de 155 mm. Estados Unidos suministró alrededor de 126 de estas piezas de artillería móvil, junto con 226.000 cartuchos de munición. El Triple “7″, como se le conoce, destaca por incluir un cañón de 16.000 libras en un pequeño paquete que es más móvil que otras piezas de artillería.

 

A los ucranianos también se les ha suministrado el proyectil M795 de 103 libras, que lleva 24 libras de TNT, y ofrece un radio de acción de unos 70 metros, aproximadamente igual a la potencia de fuego destructiva de un misil Hellfire, pero por una fracción del coste. Es la mejor relación calidad-precio de todas las armas existentes en Ucrania.