Internacional

Rusia

Los cinco mayores fracasos militares de Putin en Ucrania

Kyiv recurre cada vez más a las armas capturadas para apoyar su propia contraofensiva

Vladimir Putin preside una reunión por videoconferencia con miembros del Consejo de Seguridad desde la residencia presidencial en Cabo Idokopas
Vladimir Putin preside una reunión por videoconferencia con miembros del Consejo de Seguridad desde la residencia presidencial en Cabo IdokopasDPA vía Europa PressDPA vía Europa Press

En las primeras semanas de su invasión de Ucrania, Rusia habría perdido más de 5.000 millones de dólares en material militar. A mediados de marzo, el Kremlin ya había perdido 58 aviones, 83 helicópteros y 363 carros de combate, y las cifras no han hecho más que aumentar, con más de 2.000 carros de combate destruidos o capturados.

Ucrania ha recurrido cada vez más a las armas capturadas para apoyar su propia contraofensiva, y muchos tanques, obuses y depósitos de munición se están utilizando contra sus antiguos propietarios.

Sin embargo, la mayor parte del material militar ruso podría describirse, al igual que el país, como viejo y en decadencia. A continuación recopilamos los cinco mayores fracasos militares de Rusia.

El T-72 y la torreta Jack-in-the-box

No resultó ser ninguna sorpresa para los analistas occidentales que las tropas ucranianas utilizaran armas antitanque portátiles para volar las torretas de los carros de combate principales (T-72) rusos.

El defecto en el diseño, en el que se almacenan hasta cuarenta cartuchos de munición en el compartimento de la torreta y que podría activarse incluso con un impacto indirecto en el casco, se conocía desde hacía décadas, después de que se encontrara por primera vez en la Guerra del Golfo de 1991.

Rusia simplemente no hizo nada para solucionar el “efecto caja”, y sus tripulaciones de tanques han pagado con sus vidas.

T-90 – No es realmente el mejor

Hasta este año, el T-90 ruso era considerado uno de los mejores MBT del planeta. Sin embargo, no ha estado a la altura.

Los tanques capturados han empleado tecnología extranjera, incluida la tecnología optrónica francesa, mientras que el blindaje reactivo ha demostrado ser ineficaz contra las armas portátiles de Ucrania, incluido el FGM-148 Javelin de fabricación estadounidense.

9M727 - No tan ruso

El misil de crucero 9M727 es ahora un ejemplo de arma temida que ha demostrado tener problemas. En este caso, el misil puede hacer mucho de lo que sus creadores afirmaron -incluso ser capaz de maniobrar a bajas altitudes para evadir el radar, mientras puede atacar objetivos a cientos de kilómetros de distancia.

El fallo del 9M727 no es su capacidad, sino que, al parecer, contiene unos 31 componentes extranjeros, entre ellos piezas fabricadas por las empresas estadounidenses Texas Instruments y Advanced Micro Devices (AMD). Se trata de un diseño ruso que Moscú simplemente no podría fabricar sin chips de EE.UU.

Aviones rusos – Un completo fracaso

No es un solo avión el que ha demostrado ser un problema para Rusia en Ucrania. Más bien, es la totalidad de la Fuerza Aérea rusa y todos sus aviones de combate “avanzados”. Rusia no logró alcanzar la superioridad aérea, y el poder aéreo del Kremlin ha tenido un papel sorprendentemente limitado en el conflicto general.

Uno de los factores puede ser que ambas naciones operan con muchos de los mismos cazas e incluso defensas aéreas de diseño soviético, por lo que Moscú ha sido cauteloso sobre lo que está dispuesto a arriesgar.

Mientras que miles de tanques han sido destruidos, las pérdidas de aviones de combate son realmente escasas, con apenas unas docenas en cada bando hasta julio. La guerra aérea no tiene un claro vencedor, pero los aviones rusos han resultado ser los grandes perdedores.

Buque insignia de la flota del Mar Negro

El “fracaso” ruso más espectacular de toda la guerra hasta la fecha fue el crucero de misiles guiados Moskva, el mayor buque de guerra hundido en combate desde la Segunda Guerra Mundial, y el primer buque insignia ruso perdido en combate desde la guerra ruso-japonesa de 1905.

El hecho de que fuera hundido por dos misiles antibuque N-360 Neptune con base en tierra también sirve para cuestionar el futuro del combate naval en aguas litorales.