¿Cuál es el sujetador perfecto para tu tipo de pecho?

El sostén perfecto es el que se adapta por completo a tu cuerpo y a la forma de tus senos. Descubre cuál es el tuyo y presume de escote este verano.

modelo con sujetador
modelo con sujetador

¿Eres de las que tienen mil sujetadores pero no se acaba de encontrar favorecida con ninguno de ellos? ¿no consigues encontrar el perfecto para ti? Quizá sea porque desconoces qué tipo de pecho tienes. Equivocarse en la talla de sujetador es uno de los errores femeninos más frecuentes, pero con esta guía prometemos que no volverá a pasarte.

Un buen sujetador es aquel que cubre el pecho con la copa, lo sostiene, no se sube por la espalda y no aprieta el contorno. El sujetador que se adapta a ti no tiene que dejarte marcas en la piel ni notarse, como pasa con las braguitas. La estructura también cuenta pues tienes que tener en cuenta que cuanto más grande es el pecho, más anchos deberán ser los tirantes y la tela tendrá que ser más firme.

Más allá del aspecto estético, la elección del sujetador es fundamental para la postura de tu cuerpo y tu salud. Por ejemplo, practicar deporte sin un sujetador adaptado puede ser incómodo y perjudicial para tu imagen a largo plazo.

La talla

El primer consejo que te damos es que conozcas la talla de tu pecho. Para ello, mide con la ayuda de un metro tu contorno por la parte de mayor volumen, es decir, por encima del pezón. No aprietes porque una talla inferior será nefasta para tu figura. Los centímetros que marque, redondeando, serán tu talla: 80, 85, 90…

La talla del sujetador está compuesta por el número del contorno y una letra que marcará el tipo de copa, según tu volumen de pecho. Para saber que un sujetador es de tu talla, la banda lateral debe estar ajustada y horizontal de manera que se pueda abrochar los corchetes y podamos introducir dos dedos entre banda y espalda sin complicaciones.

En cuanto a la copa, el aro inferior debe abrazar la base del seno y envolver todo el pecho sin que quede espacio extra en la copa. Si la tela de la copa se separa del pecho no favorecerá a tu imagen, pues se marcará a través de la ropa.

Si tenemos la talla del sujetador correcta, las copas soportarán casi todo el peso del pecho, haciendo que los hombros se liberen. Aun así, hay que ajustar la altura de los tirantes para tener la máxima sujeción y confort. Hay que evitar que los tirantes se claven en exceso en los hombros, pues a la larga puede acarrear un molesto dolor de espalda; la medida ideal es aquella en la que puedas introducir dos dedos sin esfuerzo.

Hay tantos tipos de sujetadores como pechos y cuerpos
Hay tantos tipos de sujetadores como pechos y cuerpos

¿Cómo saber entonces cuál elegir?

Es el momento de mirarse al espejo y ver tu tipo de pecho: pechos pequeños, caídos, atléticos, grandes… cada uno de ellos tiene su sujetador que realza su forma natural.

En todas las categorías de tamaños puedes encontrar modelos con copa elástica, de espuma ultrafina, moldeada (foam), push up e incluso triple push up. Si tu deseo es pronunciar tu escote al máximo, no hay nada mejor que las copas con relleno.

Pecho pequeño

Si no pasas de la talla 85 y quieres presumir de pecho, los escotes en forma de corazón y tipo balconet serán lo tuyo. La forma más baja de la copa realzará la forma del pecho y será una manera ideal para presumir de escotes.

¿Quieres aumentar de talla? Elige un sujetador con relleno; existen diversos grados de push-up y según el volumen que desees lucir puedes aumentar hasta dos tallas. Este tipo de sujetador suele llevar una especie de almohada integrada en la parte inferior de las copas que hace que los pechos se levanten y se junten.

Pecho mediano

Los sujetadores tipo balconet recogen el pecho y realzan el escote. Si buscas más sujeción, busca un sostén con copas altas.

Te recomendamos también el relleno foam o sujetador preformado. Este tipo de relleno no busca aumentar tamaño sino más bien realzar y estilizar el pecho para darle una apariencia más bonita.

Asos
Asos

Pecho grande

Si tienes entre las tallas 95 y 100 busca un sujetador cómodo y que sujete bien, sobre todo para evitar dolores de espalda. Los sujetadores de copa alta o completa son la mejor opción en tu caso. Aunque no busques relleno, puedes utilizar sostenes con una pequeña capa de foam para dar a tu escote la forma redondeada tan buscada por todas.

Pecho muy grande

Además del sujetador del pecho grande, si quieres reducir ópticamente tu talla y que te recoja bien los laterales, los sujetadores reductores serán la opción adecuada para ti para estilizar la figura.

 Emily Ratajkowski
Emily Ratajkowski Elder Ordonez / SplashNews.comGTRES

Pecho caído

Si tu pecho tiene lo que se conoce como forma de pera, tu mejor elección será el escote baconet o con copa alta, ya que estas copas recogen el pecho caído y lo realzan.

Los sujetadores con push up también conseguirán que luzcas un escote de escándalo.

Independientemente de la talla que tengas, busca un sujetador con aros. Estos te darán sensación de firmeza y además te aportarán comodidad y sujeción.

Pecho firme

Tus mejores aliados serán los sujetadores con escote bajo para que puedas presumir con todo tipo de escotes. Si quieres potenciar todavía más tu escote, hazte con sujetadores de corte balconet, pues te ayudarán a realzar el pecho.

Pecho asimétrico

Todas tenemos un seno más grande que el otro, pero si esta diferencia de tamaño fuese muy evidente te recomendamos que pruebes con sujetadores con almohadillas removibles.

Un pecho asimétrico puede ser al mismo tiempo pesado o firme, así que pueden lucir todos los modelos anteriores. Para acertar seguro, elige modelos que tengan la parte superior de la copa elástica para adaptarse perfectamente a tu contorno de seno.