¿Por qué no me crece el pelo? Errores que todas cometemos

Entre otros, la creencia de que cortarse el pelo hace que crezca más rápido. ¡Mentira!

Conseguir la melena lisa deseada, como la de Patry Jordán, no es fácil. Todas, en algún momento de nuestra vida, hemos querido sumar unos cuántos centímetros más para tener el pelo largo pero llega un punto en el que creemos que ya no nos crece más. El problema se incrementa en todas aquellas con pelo fino porque además de no tener volumen (haz click para conseguir volumen sin tener que pasar por la peluquería) es mucho más sensible a los cambios exteriores. Para hacernos una idea: tarda en crecer entre tres y cuatro veces más de tiempo que el resto. Las mujeres con el cabello fino tienen más complicado lucir pelazo pero no es imposible. El calor del secador y la plancha, no protegerlo del sol,... ¿sabes cuáles son los errores que cometemos a diario por los que no nos crece el pelo? Saca papel y boli, y toma nota.

1. El pelo no crece antes porque lo cortes

Es uno de los grandes mitos sobre el pelo, al igual que el de que no debemos lavárnoslo a diario. El cabello es el segundo tejido del cuerpo con un crecimiento más rápido que el resto, detrás de la médula ósea. Es decir, que si vas a cortarte el pelo no te esperes ningún resultado mágico, hazlo para cambiar de look. Eso sí, lo verás más saneado y bonito. El pelo crece un centímetro al mes, lo que supone un total de 12 al año y la edad y la genética son fundamentales.

2. Envolver el pelo en una toalla y no permitir un buen secado

No pasa nada si no dejamos la toalla más de 15 minutos, a partir de ese tiempo el pelo se vuelve más sensible a la rotura y por tanto se rompe. Lo mejor y recomendado por los expertos será secarlo al aire libre para evitar una pérdida de fuerza o resistencia.

3. Abuso del calor externo

Ésta te la sabías. Las planchas y secadores provocan una inflamación en la zona del cuero cabelludo que conlleva el frenazo al riego sanguíneo y perjudicando la nutrición necesaria. Aplica siempre un protector de calor y evítalo al máximo.

4. Hidratación insuficiente

El acondicionador y la mascarilla serán tan básicos a partir de ahora como el champú. El primero de ellos ayuda a que el pelo no se enrede y por tanto se evita la caída del pelo. La mascarilla es obligatoria cuando notes la melena apagada y sin vida. Cuando apliques tus productos en la ducha date un masaje capilar para mejorar el riego sanguíneo y por tanto la oxigenación y nutrición en la vaina epitelia.

¡Atención! No te pongas más las gafas de sol en la cabeza, provocan un efecto lupa y lo deshidratan.

5. No tener unos hábitos de vida saludables

En la nutrición del pelo influye la alimentación y el descanso. Alimentos como el salmón, el huevo, la carne magra, las espinacas, y los cítricos deben ser fundamentales en comidas. Se recomienda también incluir quinoa o cebolla y todo aquello que conlleve un buen aporte de vitaminas del grupo B.

Asimismo, es importante descansar 8 horas mínimo. En ese periodo tu organismo se regenera y transporta los nutrientes, el oxígeno y la sangre a las raíces capilares. ¡Tienes que dormir más!

Si ves que tu pelo sigue sin ganar un plus, entonces háblalo con un experto para saber si necesitas tomar algún tipo de vitaminas como la B6.