4 tips para combinar las botas blancas y triunfar esta temporada

Di sí a esta atrevida tendencia.

Instagram @lissyroddyInstagram @lissyroddy

Tan deseadas como odiadas. Llevan varias temporadas en el punto de mira pero todavía siguen siendo cuestionadas por gran parte de la industria. Hablamos de las botas en color blanco. Hace algunos años parecía inimaginable sumar este tipo de calzado a nuestros looks, pero la gran apuesta por las firmas de moda y la aceptación por quienes más saben de ello ha terminado por situar este tipo de modelo en uno de los imprescindibles en la temporada de frío. Vestir de blanco en invierno está a la orden del día. ¿Qué mejor que comenzar por abajo, por los pies?

Puede que a pesar de verlas casi a diario en nuestro perfil de Instagram, hay quienes todavía ven complicado el sumar las botas/botines blancos a sus estilismos y el motivo no es otro que fracasar en el intento. Por fortuna, pensando en todo y en todos, hemos recopilado algunos tips vistos en redes sociales y en el street style para que este paso no sea tan complejo.

Ideas que pueden hacer que este calzado se convierta en tu mejor aliado. Es cuestión de dejarse llevar... y tú, ¿te atreves ya con ellas?

1. Combina con tonos tierra o beige

La fusión de ambos da lugar a paz, tranquilidad, elegancia. Resulta sencillo y a la par muy acertado. Vestidos, faldas o incluso pantalones en este tipo de colores conseguirán que todo el protagonismo no recaiga en las botas, se reparta.

View this post on Instagram

🍂🍵 Anzeige

A post shared by Sonia Lyson (@sonialyson) on

2. Por encima de los pantalones

La opción perfecta para quienes quieren acaparar miradas a su paso. En tono vaquero claro, oscuro e incluso negro o gris puede ser ideal... ¿Te atreves?

3. A juego con el bolso

Combinar zapatos y bolsos es algo que venimos repitiendo desde hace décadas y que nunca nos ha traicionado. En este caso puede ser perfecto para ir comenzado a sumar el blanco de tus botas y que no llame demasiado la atención.

4. De la mano del negro

No hay binomio más clásico ni más acertado. Empieza por ahí, el resto de combinaciones vendrán solas.