¿Qué hago mal para que me duela tanto la espalda?

Te contamos por qué razón puede estar doliéndote la espalda y cómo puedes ponerle remedio al problema de forma sencilla.

En la imagen, una chica estira su espaldaLevi StuteUnsplash

Nos hemos acostumbrado al teletrabajo y tenemos configurados nuestros hogares con un espacio especialmente destinado a ello. Pero, por muy ergonómico que sea nuestro mobiliario, para aquellos que pasan muchas horas en la misma postura, generalmente delante de un ordenador, o incluso para los que tienen que volver a adaptarse a la oficina, es muy importante saber sentarse bien, descansar y cuidar esos pequeños dolores que pueden aparecer para que no se vuelvan crónicos. Adoptar posturas incorrectas está estrechamente relacionado con la presencia de dolor, ya sea por una contractura o mala postura continuada.

En la imagen, una mujer aqueja dolor de cuello.Elizaveta StrelkovUnsplash

El cuello y la columna lumbar son las zonas con mayor tendencia a lesionarse por un mantenimiento prolongado de una postura inadecuada pero, además, ejercer un exceso de uso o posición incorrecta delante del ordenador y con el ratón, hace que los hombros, la muñeca y la mano se puedan ver afectadas. Desde Urgo, nos dan unos sencillos consejos para evitar y prevenir dolores derivados de las malas posturas.

En la imagen, una mujer hace estiramientos para paliar el dolor de espalda.jade StephensUnsplash

Al sentarnos, lo más importante es mantener la espalda recta, de manera que la columna vertebral mantenga sus curvaturas fisiológicas con la mayor relajación de la musculatura para vertebral posible. Forzando esta extensión de la espalda, evitamos que el eje de gravedad se adelante o retrase recayendo todo el peso sobre zonas concretas como por ejemplo la zona lumbar, y que pueda producirse una lesión. Para adoptar una postura correcta frente al ordenador, es importante seguir los siguientes pasos:

  1. Mantener la pantalla del ordenador a la altura de los ojos para evitar forzar la zona cervical.
  2. Apoyar la zona lumbar en una silla ergonómica para mantener las curvas de la columna de forma relajada.
  3. No apoyar la cabeza en el respaldo y mantenerla muy ligeramente inclinada hacia adelante.
  4. mantener las caderas y las rodillas a 90 grados.
  5. Apoyar completamente las plantas de los pies en el suelo con una separación en línea con las caderas y las puntas de los pies ligeramente hacia afuera.

El mantenimiento de la postura más allá de un tiempo determinado, puede ser la causa de una lesión por estrés en los tejidos. Por esta razón se recomienda cambiar de postura y realizar movimientos y estiramientos para facilitar la oxigencaión de la zona reduciendo el estrés.

En la imagen, una mujer hace estiramientos de cuello.Catherine Unsplash

Si, a pesar de estas medidas, tienes dolor, Urgo ofrece soluciones eficaces para aplicar incluso durante las horas de trabajo, basadas en la electroterapia. La electroterapia, también conocida como TENS (Electro- Estimuación Nerviosa Transcutánea) es una técnica no medicamentosa, sin efectos secundarios, destinada a aliviar el dolor gracias a una corriente eléctrica de baja tensión que crea una excitación eléctrica de los nervios a través de la piel. La corriente se transmite mediante electrodos colocados en la piel. El dolor se atenúa disminuyendo la transmisión del mensaje de dolor a la médula espinal y aumentando la liberación de endorfinas, hormonas naturales producidas por el cerebro que reducen la sensación de dolor. Este método está probado científicamente y es ampliamente utilizado y reconocido por los especialistas en dolor. Tienes dos opciones:

  1. El parche de electroterapia recargable de intensidad ajustable que permite aliviar los dolores musculares y articulares, tiene seis horas de autonomía y es ideal para el dolor recurrente o puntual.
  2. El cinturón lumbar de electroterapia para las zonas extensas, que permite tratar ambos lados de la columna en una sola aplicación. Es reutilizable sin necesidad de geles, cuenta con cuatro programas adaptados a diferentes tipos de dolor, que pueden graduarse con hasta 20 niveles de intensidad.