Esto es lo que nunca debes hacer si quieres mantener una piel saludable (y libre de imperfecciones)

Debes olvidar este tipo de acciones para presumir de cutis perfecto.

Instagram @dulceida
Instagram @dulceidaLa Razón (Custom Credit) | Instagram @dulceida

Siempre hablamos de aquellas pequeñas pautas que debes realizar a diario para mantener un cutis brillante y firme con el paso de los años, tips con los que evitar los signos de la edad y las habituales imperfecciones que van desde una limpieza completa mañana y noche hasta el uso de productos específicos para cada tipo de piel. Sin embargo, son pocas veces las que mencionamos aquello que debe evitarse.

En muchas ocasiones, la mayoría de forma totalmente involuntarias, realizamos acciones en nuestro rostro cuyas consecuencias en la piel pueden ser realmente nocivas. Gestos insignificantes, o al menos eso creíamos, con una gran repercusión. ¿Sabes de lo que hablamos? Aquí dejamos 5 cosas que debes evitar realizar a diario. Tu piel lo agradecerá.

Tocar continuamente el rostro

Al igual que sucede con tu cabello, tocar con frecuencia la cara tan solo consigue que esta esté más sucia, la grasa se extiende y las bacterias que posiblemente tengamos en las manos, también.

La sobreexfoliación

Exfoliar el rostro es una parte fundamental de la limpieza facial, de esta manera eliminamos células muertas y logramos que el cutis absorba mejor los nuevos producto que apliquemos sobre él. El problema, como todo, es el momento en el que “abusamos” de este paso o lo realizamos con demasiada fuerza, esto puede llegar a dañar la barrera protectora de la piel y el efecto será el contrario al que queríamos. Consejo: como máximo una vez a la semana y de una forma pausada.

Quitar los pequeños granitos que aparecen

Parece obvio pero muchas veces lo pasamos por alto. Es importante dejar que estos pequeños granos se sequen y desaparezcan solos, al explotarlos tan solo aumentamos la posibilidad de que puedan infectarse e inflamarse, y lo que es peor, que aparezca una cicatriz que nunca podamos borrar.

Irse a dormir con maquillaje

La pereza suele ser la razón principal por la que muchas veces decidimos saltarnos la limpieza facial por la noche. Error, y grave. No eliminar los restos de maquillaje puede potenciar la aparición de todo tipo de imperfecciones. ¿El motivo? Los poros quedan taponados, obstruidos e impedimos que tenga lugar la regeneración natural de la piel.

No aplicar protector solar

Es uno de los errores más frecuentes y también uno de los más perjudiciales. Debemos convertir este producto en uno de nuestros mejores aliados. No aplicarlo a diario, no nos referimos únicamente a la época de sol, puede potenciar el envejecimiento prematuro y la aparición de manchas.